lunes, 14 de junio de 2010

//

"Hijas de la Ira" de Juana Salabert

Título: Hijas de la ira
Autora: Juana Salabert
Editorial: Nocturna
Género: Histórica
Páginas: 283
ISBN: 9788493739621
Precio: 16€


Sinopsis:
Este libro recoge los estremecedores testimonios de diez mujeres que fueron niñas durante la Guerra Civil española, el modo en que vieron y padecieron aquellos largos y oscuros años, recogidos por la novelista Juana Salabert. Unas historias que son Historia, dolorosa y triste, de una época marcada por el hambre, las persecuciones y el miedo. Diez mujeres, algunas conocidas (Ana María Matute, Josefina Aldecoa, Juana Ginzo, Julia Gutiérrez Caba) y otras no tanto, todas ellas «hijas de la ilusión liberadora republicana», rememoran infancias rotas, exilios e ilusiones perdidas. Un importante y hondo documento vital que desvela el drama diario de la niñez cercenada bajo las bombas y su posterior y difícil llegada a la «edad de la razón» en el umbral mismo de una de las dictaduras más feroces, longevas y machistas de Europa.

Opinión de MJ:
Entre manos tengo un libro sobre la triste Guerra Civil Española, pero no con datos relativos a batallas, generales, políticos o fechas, sino un libro con nombres propios que cuentan su historia. Eso es lo que hace de la novela que sea tan buena y se lea con gran "facilidad", y pongo facilidad entre comillas porque no es fácil de digerir las diversas situaciones a las que tuvieron que hacer frente las mujeres que relatan lo que les sucedió.

Este libro es una recopilación de relatos salidos de la boca de aquellas niñas que vivieron la guerra, ya fuese en España o exiliadas. No estamos ante un libro en el que la autora nos muestre su punto de vista cada dos por tres y haga juicios de valor.

En principio esa característica es buena, pero como estudiante de último año de la carrera de Historia le veo un problema. Dicho problema es que al poner exclusivamente relatos de personas que fueron perseguidas por los fascistas, estos relatos (obviamente, unos más que otros) están plagados de abundantes adjetivos descalificativos y de generalidades.

Es normal que alguien que vio cómo su padre era arrestado, golpeado y asesinado, no tenga más que palabras negras para "el bando contrario", pero creo que la autora debería haber puesto al principio o final de la obra unas pequeñas líneas donde dijese algo lógico, y es que ni todos los de la derecha fueron unos asesinos, ni todos los de la izquierda unos santos. La guerra es la guerra y se hacen barbaridades en ambas zonas, aunque en la zona franquista se cometieron muchísimas barbaridades, las cosas como son.

Esa simple aclaración serviría para dos cosas. La primera sería para quitarse de encima la sensación de estar leyendo un libro totalmente partidista, y más centrado en conseguir su objetivo que en otra cosa. Mientras que la segunda se centraría en hacer historia, en hacer memoria, en hacer justicia pero sin volver a la ideología que llevó a esa guerra. Si alguien habla actualmente de la guerra como en esa época, con los términos rojos y azules, comunistas y falangistas, caeremos en el error de no ver lo sucedido con perspectiva histórica y por lo tanto el trabajo no será todo lo bueno que podría ser. La sociedad española no estaba dividida en esos dos términos, también había muchísima gente (la mayoría, solo que sin voz ni voto) que no era radical. Si de verdad queremos hacer justicia, no podemos simplificar y olvidarnos de una gran parte de la sociedad. Igual que ahora no podemos decir que los de izquierdas son comunistas, y los de derechas fascistas. No olvidemos que entre el blanco y el negro hay cientos de tonalidades grises, y entre ellas, la verdad.

Quitando ese hecho, esa puntualización que no podía obviar por vocación propia, el libro tiene que ser leído por toda aquella persona interesada en el aspecto humano de esa guerra. Repito que no encontraremos datos históricos, simplemente la narración de diferentes mujeres que vivieron ese momento, y para gran sorpresa (y no es broma), estas mujeres no se centrarán en sus desgracias pasadas, sino en los actos de valentía que vieron o llevaron a cabo, y en los momentos felices que vivieron aún estando en plena guerra. Es un canto a la esperanza y a la lucha (pacífica) de los propios ideales.



Puntuación: http://i181.photobucket.com/albums/x94/my-shiver/duermevela/s3.png 6,75/10

0 Comentarios

Añadir comentario

    Publicar un comentario

    Cuando escribas un comentario ten en cuenta las siguiente cosas:

    -Guarda siempre respeto hacia otros comentarios.
    -Comenta algo relacionado con la entrada.
    -NO se admiten links a otros blogs. Todo comentario que tenga un link externo será eliminado automáticamente.
    -Todo comentario que sea del tipo "Me sigues, te sigo", será automáticamente eliminado.