jueves, 19 de febrero de 2015

//

Procesarionaria, perros y gatos. ¡¡¡ PELIGRO !!!

Ya estamos en febrero, acaba de empezar la época de la dichosa procesionaria y en las urgencias veterinarias ya se han dado varios casos.

Esta entrada va dirigida a todas aquellas personas que tengan animales, para que estén prevenidas y sepan qué es, qué ocurre si su perro lo sufre y qué dice mi veterinario sobre qué hacer en esos casos.



¿Qué es la procesionaria?
Una clase de oruga peludas que una detrás de otra forman una hilera muy larga de orugas, de ahí que reciba el nombre de procesionaria, parece que es una procesión.


Etapas:
En otoño se forman los capullos.
En invierno siguen ahí calentitos.
En primavera, en cuanto sube un poco la temperatura, los capullos caen y las orugas salen.
En verano ya se da su metamorfosis a mariposas.


¿Época de más peligro? La primavera, de Febrero a Mayo sobre todo.

¿Dónde suelen encontrarse? Parques, calles y campo donde haya pinos.

¿Son solo peligrosas para los animales? No, para los humanos también.

¿Son venenosas? No, pero son tan tóxicas que producen una reacciones, irritaciones e inflamaciones brutales.


¿Cuáles son los síntomas por los que sabré que mi perro ha curioseado demasiado?
Sacuden mucho la cabeza
Salivan mucho, babean
Intentar rascarse la boca y cara
Inflamación de la lengua, labios y a veces hasta la cara
Decoloración (necrosia) de las zonas en contacto con las orugas
Dolor
Se encuentran excitados, nerviosos


¿Qué hacer si mi perro/gato ha lamido, mordido o comido alguna oruga?
Ir cagando leches al veterinario.


He leído que hay unos inyectables que se venden sin receta y que se les puede dar eso de camino al veterinario, ¿es cierto?, ¿cuál es su nombre?
El nombre no lo daré, os lo digo desde ya. Por unos comentarios que leí en facebook decidí ir al veterinario para preguntar y hacerme con ello si me decía que funcionaba. Pues bien, he aquí su respuesta:

Nosotros también lo inyectamos, pero que para nada recoiendo que un particular sin ningún tipo de conocimiento del tema lo haga.

Para empezar hay que saber dónde pinchar, no vale cualquier parte (parte trasera, intramuscular); luego hay que saber algo de anatomía o saber justamente dónde clavar porque como se pinche en una vena o nervio, malo, incluso muy malo porque le puede dar una reacción alérgica y entonces el perro puede tener muchos problemas. Ya es suficiente con el tóxico de la oruga como para encima sumarle eso.

Esa inyección duele mucho, ese medicamento también se utiliza para las reacciones en humanos y si alguien lo ha probado sabrá que es de esos pinchazos que duelen. ¿Qué quiere decir eso? Que el perro se revolverá, puedes partir la aguja o sin querer el perro te puede morder. Y a eso abría que sumar que esa parte se le queda como dormida, lo cual dificulta mucho el mover al perro si hay que hacerlo.

Para rematar, si se pincha mal, la inyección puede tardar hasta dos horas en hacer efecto. Sabiendo que es grave y que se tiene que ir al veterinario cagando leches, ¿para qué pincharle nada que bien puede tardar 2h en hacerle efecto si en 20-30 minutos ya puede estar siendo atendido por un veterinario?


He leído que hay que lavarles la zona afectada con agua templada, ¿es cierto?
Es la teoría, pero como ya se sabe, de la teoría a la práctica hay un trecho y hay tantísimas probabilidades de que metamos la pata y agravemos el problema que mejor no hacerlo. He aquí lo que me ha dicho el veterinario:

Si se toca la zona (con agua o sin ella) los pelitos pueden partirse y la parte rota ir a parar a otra parte del cuerpo del animal, clavarse, y el problema empeora, se extiende. Ni intentar quitarle los pelos ni ponerles agua.

Tampoco hay que darles agua, eso en muy muy muy importante, ya que si esos pelos se parten y pasan al conducto digestivo y de ahí al estómago... todo eso se necrosa. No quiero ni pensar en qué hacer con el perro si se le necrosa algo de eso. 

Da igual que se ladee la cabeza del animal y se le dé el agua de lado a lado, ya que entonces puedes pasar esos pelillos a los labios, o peor, que la lengua quede mojada y por la salivación excesiva que se produzca (uno de los síntomas) esa misma saliva arrastre los pelillos al conducto digestivo, estómago, necropsia y adiós perro.


Resumiendo, hay que tomar precauciones durante estos meses:
Ojo avizador hasta que llegue el calor sofocante y ya no den por culo las orugas.
Hay que intentar no ir por las zonas donde haya pinos porque en esas zonas se concentran.
Id siempre con móvil para poder llamar a alguien y que os recojan para ir al veterinario.
Id con el móvil para llamar a vuestro veterinario en caso de tener alguna duda.
Tratad de calmaros, tened en cuenta que si por los nervios tardáis en reaccionar, la vida del perro puede peligrar.
No intentéis quitar los pelitos de la oruga dando manotazos o rascando al perro, es peor, se extiende.
No le deis agua, si esos pelos pasan al estómago y se necropsia...
Id al veterinario sin perder un minuto.


¡Mucho cuidado durante estos meses y muchísimos besitos a vuestros peludos!

2 Comentarios

Añadir comentario
  1. Athenna dijo... 19 de febrero de 2015, 12:38

    Gracias por la entrada, no tenía ni idea. Si algo le pasara a mi perra por falta de información...no quiero ni pensarlo.

    Responder
  2. Johana. dijo... 19 de febrero de 2015, 12:48

    ¡Gracias por la info!, voy a prestarle mas atención a mi perrita :)

    Responder

Publicar un comentario

Cuando escribas un comentario ten en cuenta las siguiente cosas:

-Guarda siempre respeto hacia otros comentarios.
-Comenta algo relacionado con la entrada.
-NO se admiten links a otros blogs. Todo comentario que tenga un link externo será eliminado automáticamente.
-Todo comentario que sea del tipo "Me sigues, te sigo", será automáticamente eliminado.