lunes, 1 de septiembre de 2014

//

"Eso es pecado, padre" de Alen Mortensen

Eso es pecado, padre 
Alen Mortensen
Novela negra. Chiado editorial.
130 páginas. 14'75€
Puntuación: 3/10


Un justiciero, el “Ángel Ejecutor”, está asesinando a curas que tienen una cosa en común: todos eran pederastas.

El representante de la Santa Sede Máximo Piaggi, ayudado por la policía de varios países, será el encargado de encontrar a este asesino y pararlo, para conseguir salvar la imagen de la Iglesia.

Un thriller policíaco que nos atrapará, donde la lucha entre el bien y el mal no es clara y será disputada entre los agentes de Dios, que no siempre son castos y justos, y un asesino cuyos crímenes no siempre serán irrazonables. Nos obligará a pensar qué es realmente la justicia.  



Opinión:
Este libro llegó a mis manos por casualidad, el título me llamó la atención al momento de posar mis ojos en él, y para qué negarlo, la sinopsis hizo el resto. Eso de un vengador que va matando a pederastas con sotana que no pagaron por lo que hicieron, pues también me gustó. Al menos en un principio.

A ver, sé que no le he puesto ni un suficiente, pero leer este libro no es una pérdida de tiempo. En un principio me gustó bastante aún con las faltas que salían, incluso a mediante del libro lo pensaba y eso que había cosas difíciles de creer, pero si estoy terminando el libro y a todo esto tengo que sumarle una evolución nula del protagonista, un cambio radical en un personaje del que anteriormente solo había comentado algo en dos líneas y cosas por el estilo... pues no. Al final el suspenso le cae.

La historia atrapa, está escrita de forma directa y eso ayuda a que se quiera leer más, pero luego te encuentras con expresiones que chirrían y faltas ortográficas que poco a poco te sacan de la novela. 

Un ejemplo de expresión extraña sería la de la hora, jamás leí que en vez de poner los dos puntos se pusiese una coma. Ejemplo:  22,38 horas.

O algo mal expresado como: "mientras cerraba los ojos y le miraba de frente". Algo complicado si los ojos los tienes cerrados.

Si fuesen cosas salteadas, va que va, pero debo ser sincera en lo que aquí escribo y todo sea dicho, ejemplos de este tipo hay bastantes, y en un libro por el cual se paga lo que se paga en España, como que no.

A todo esto habría que añadir, como ya he dicho anteriormente, la inexistente presentación y evolución del personaje principal. Te comenta un par de cosas y con ello ya debes tener suficiente. Eso sin contar con que el protagonista tiene que ser una mezcla de superhéroes de Marvel, ya que el tío, de una página a otra y sin explicar cómo (lo que terminó con mi benevolencia), se disfraza a las mil maravillas, engaña a todo quisqui, entra donde quiere, mata a quien tiene que matar y se va de rositas. Claro, sí, y yo en realidad soy la propietaria de Apple. No me jodas.

El autor debería explicar ciertos actos de su personaje, porque que éste siga a un pederasta, el pederasta se meta en una comisaría, más concretamente en el despacho del jefe y de una línea a otra te ponga que el protagonista ya está disfrazado de pintor, que entra en la comisaría, mata con una jodida guillotina al párroco y se va sin que ningún policía se entere... ¿Te crees que somos gilipollas o qué? ¿Dónde tenía el disfraz? ¿Cómo supo cuando pensaba en el plan que tendría que disfrazarse? ¿Cómo sabía que tenía que disfrazarse de pintor? ¿Y que le dejarían entrar como perico por su casa en una comisaría? ¿Dónde cojones había escondido una jodida guillotina de dos metros? 

Que no, que no. Un suspenso y punto. Mientras estoy escribiendo esto me estoy calentando y pienso en bajarle todavía más la nota...

Y que nadie olvide que cierto personaje femenino del que sabemos nada y menos, de la noche a la mañana cambia radicalmente. Porque sí, porque el autor quiere, lo hace y no explica nada. (Definitivamente le bajo la nota. Ya está bajada.)

Estaría bien que el autor puliese la obra, sobre todo las faltas ortográficas, presentar a sus personajes debidamente para que el lector entienda por qué hacen lo que hacen, y narrar cómo narices los personajes logran ciertas cosas (escapar, matar sin dejar rastro y tal...) porque llega un momento que no te crees nada. Está contado de tal manera que te lo tienes que creer porque sí, ya que el autor no narra cómo lo consigue, solo lo que consigue...

Le falta pulir cosas. Bastantes. Muchas.

0 Comentarios

Añadir comentario

    Publicar un comentario en la entrada

    Cuando escribas un comentario ten en cuenta las siguiente cosas:

    -Guarda siempre respeto hacia otros comentarios.
    -Comenta algo relacionado con la entrada.
    -NO se admiten links a otros blogs. Todo comentario que tenga un link externo será eliminado automáticamente.
    -Todo comentario que sea del tipo "Me sigues, te sigo", será automáticamente eliminado.