martes, 25 de marzo de 2014

//

"La sombra del samurái. 47 ronin" de Raúl de la Rosa

Título: La sombra del samurái. 47 ronin.
Autor: Raúl de la Rosa
Género: Contemporánea
Editorial: Ediciones B
Páginas: 284
Precio: 16€



Sinopsis:
47 Ronin. La sombra del samurái es la historia de David, un joven abogado de éxito a quien el destino impone en su vida un cambio tan dramático como absoluto. El sufrimiento y el dolor de la pérdida de su familia le llevan a emprender un viaje hacia lo más profundo de Japón para instruirse en la tradición de los samuráis y suicidarse dignamente.

Sin embargo, se encuentra inmerso en un inesperado y audaz compromiso consigo mismo y con la vida, en la lucha contra la indignidad y el mal encarnado por Kira, el malvado maestro de ceremonias del gobierno del sogún, el verdadero gobernante del antiguo Japón.

La novela narra al mismo tiempo, en capítulos alternos, la antigua epopeya japonesa – un ejemplo heroico de honor, lealtad, entrega, perseverancia, valor y amor–, y una historia contemporánea, y paralela, de lucha interior y superación personal. Ambas se van fundiendo poco a poco hasta el extraordinario desenlace final.



Opinión de MJ:
Quien siga algo este blog o  me siga a mí en alguna red social sabrá que me gusta mucho Oriente, sobre todo Japón y Corea del Sur, por lo que el tema de los samuráis me encanta, así que este libro tenía que leerlo sí o sí. Reconozco que me entró por los ojos y al saber que el autor escribía algún que otro libro tipo autoayuda y que este libro podría tener algo de eso, pensé en no leerlo, pero por suerte recapacité y me puse con él.

La novela se divide en dos historias, cada una alternando con la otra. Una de ellas es actual, la cual habla de David, un hombre con éxito en el trabajo, amor y familia pero que de repente lo pierde todo y piensa en suicidarse; mientras que la otra nos traslada al Japón feudal, más concretamente a las décadas posteriores a la unificación del país, momento en el que el papel de los samuráis va decayendo poco a poco a favor del poder centralizado.

La historia contemporánea trata de David, un abogado que lo tiene todo y todo lo pierde... No el dinero, no las propiedades, no el trabajo... pierde los más importante, a su familia. Cuando le pasa esto no sabe cómo afrontarlo, ni siquiera sabe si podrá hacerlo alguna vez. Así es como empieza su historia y en parte la de los 47 samuráis de antaño, los que se convirtieron en 47 ronin.

Para quien no lo sepa, esos 47 samuráis eran tal porque tenían un señor al que servir, pero por cosas que no contaré por aquí, terminan sin señor y por consiguiente se convierten en ronin. Con todo no pierden su honor, su sentido del deber y deciden vengarse por lo sucedido y así restaurar el honor de la familia a la que servían y el suyo propio. Esta historia realmente ocurrió, no es fruto de la invención, lo que le da todavía un mayor sentido a lo que se lee, a lo que sufren, a su coraje y a todo por lo que pasan. Le da otra dimensión a la historia. Y por si alguien está pensando en la película de Keanu Reeves en la que hace de samurái, sí, exacto, trata el mismo hecho histórico, hecho que a día de hoy sigue conmemorándose en Japón, es todo un símbolo de lealtad, coraje y honor.

Aunque parezca que estas dos historias no tienen conexión alguna, a lo largo de las páginas se verá que no es así, que había un fino hilo que les unía que poco a poco se irá tornando más visible y fuerte hasta llegar a algo que sorprende. Cierto es que cuando lo leí ya me lo imaginaba, no me sorprendió, pero como está tan bien hilado la verdad es que no me molestó en absoluto. Todo tiene un por qué, todo, tarde o temprano, termina por encajar.

A una historia tan buena habría que sumar capítulos cortos que unidos a una lectura tan ágil, sin mucho artificio y directa, hace que se lea con una rapidez inusitada, tanto que cuando te quieres dar cuenta ya llevas más de sesenta páginas leídas, y lo mejor, todavía quieres leer otras tantas más. Yo me lo leí en tres tardes y porque tenía otras cosas que hacer. Se puede leer en un día o dos tardes, pero personalmente os recomiendo leerlo en tres o cuatro tardes por una razón muy sencilla, las dos historias son para degustarlas poco a poco y sacar de ellas todos los matices posibles. Son historias muy bonitas y profundas, por eso creo que es necesario leer el libro poco a poco y después de cada rato de lectura el pensar en lo que se ha leído, en lo que has imaginado y en lo que has sentido leyendo las historias. No os miento si os digo que al cerrar el libro tenía una sensación de paz, tranquilidad y felicidad que muy pocas novelas han conseguido.

En resumen, en el libro hay muchísimas más cosas de las que una pueda pensar por la sinopsis y la portada, encierra historias, pensamientos, estilos de vida, sentimientos y un código de honor que insuflan vida, pensamientos y sentimientos nuevos en el lector. Hace reflexionar, encandila y te hace querer saber más de los personajes. Una pequeña joyita que no sé por qué pasa desapercibida.



Puntuación


1 Comentario

Añadir comentario
  1. Alonso Barán dijo... 26 de marzo de 2014, 21:37

    Me encantan las historias de samurais... este lo voy a leer seguro.

    Responder

Publicar un comentario en la entrada

Cuando escribas un comentario ten en cuenta las siguiente cosas:

-Guarda siempre respeto hacia otros comentarios.
-Comenta algo relacionado con la entrada.
-NO se admiten links a otros blogs. Todo comentario que tenga un link externo será eliminado automáticamente.
-Todo comentario que sea del tipo "Me sigues, te sigo", será automáticamente eliminado.