martes, 12 de marzo de 2013

//

"El fin de los días" de Adam Nevill

Título: El fin de los días
Autor: Adam Nevill
Género: Terror
Editorial: Minotauro
Páginas: 496
Precio: 19€
Otras obras del autor: Apartamento 16 y El ritual.


Sinopsis:
El director de documentales Kyle Freeman está pasando por una mala racha. Se enfrenta a la bancarrota y al olvido, hasta que acepta el encargo para hacer un documental nada corriente. En 1975, la secta del Templo de los Últimos Días se autoinmoló en una noche de violencia ritual. Desde entonces, se rumorea que los secretos místicos y las experiencias paranormales del grupo han permanecido ocultos tras su legado de asesinatos, perversiones sexuales y condenas de prisión.

Al iniciarse el rodaje empiezan a sucederse una serie de hechos inexplicables: Kyle recibe inquietantes visitas nocturnas y descubre objetos espantosos que parecen advertencias dirigidas a él, mientras que sus entrevistados comienzan a morir de forma repentina. Kyle descubre, demasiado tarde, que está metido de lleno en el horrible legado de la secta y que existe una buena razón para que los implicados en el caso hayan mantenido silecio durante décadas...


Opinión de MJ:
Adam Nevill es un autor que me enamoró con 'El ritual', libro que recomendé por activa y por pasiva y que deberíais leer ya si es que no lo habéis devorado a estas alturas, de ahí que cogiese este libro con muchísimas ganas. No esperaba algo al nivel del libro ya mencionado pero sí esperaba unos mínimos, los cuales no he encontrado.

La historia trata de un director de películas y documentales independientes que vive en la miseria, está peleado con Hollywood, al borde de la bancarrota y que de repente un director adinerado le dice que grabe una película sobre una secta muy conocida por cómo acabó... Matándose entre ellos salvándose solo unos niños y un adulto.

Kyle, el protagonista recela en un principio porque no se fía de que la salvación le llegue de la nada, pero contra más sabe de la historia y cae en la cuenta de la pasta que puede ganar, ni se lo piensa, acepta e involucra a un cámara amigo suyo para que le acompañe en las diferentes localizaciones que deben visitar para grabar la película.

El libro empieza muy pero que muy bien, tanto que en el tercer capítulo estaba acojonadísima en mi dormitorio que tuve que encender la luz de la habitación porque la del flexo me parecía que daba muy poca luz para el miedo que tenía en el cuerpo. El libro era de un autor que me gustaba, el tema que trataba esta muy bien, el inicio era fantástico... Mis ganas de seguir leyendo se incrementaron, seguí con el libro (solo por las noches, soy así de masoca), y descubrí que el libro se desinflaba con el paso de las páginas.

Ciertamente el autor consigue que lo paranormal llegue a ser cotidiano, pausible, incluso tangible; y encima encuadra los momentos más tensos en lugares comunes como casas, por lo que es imposible pensar que en el rincón oscuro del otro lado de la habitación hay algo agazapado esperando a que te levantes para asustarte, pero eso no quita que la tensión vaya a menos y termine aburriendo.

A esta novela le veo varios fallos un tanto gordos:

1) No puedo sufrir por el protagonista cuando el autor lo pone como un descerebrado que aunque sabe que morirá si sigue, no para. Si no transmite querer ser salvado, arrepentimiento o algo así, ¿por qué el lector debe sufrir por él? Pues que tire para adelante y muera cuando tenga que morir. Así de claro.

2) Adam Nevil hace algo que odio y que ocurre en algunas novelas de misterio, thriller, policíacas (llamadlas como queráis), y es guardarse las pistas importantes (o las verdaderas) para el final. Este recurso se utiliza para que el final sorprenda a todos los lectores, porque claro, si no tienes las piezas del puzzle ¿cómo lo armas? Pero personalmente creo que es un recurso burdo y nada inteligente, eso sin contar que me parece es engañar al lector. Si me quieres sorprender, da un giro a la historia, pero no la reescribas con cosas nuevas que jamás contaste o insinuaste. Eso es engañar. Es jugar sucio.

3) Pero no solo eso no me gusta porque no te da la opción de ponerte a prueba, rebanarte los sesos intentando encontrarle explicación y sentirte ni más de bien cuando ves que tenías razón con tu teoría, sino que además, lo que me revienta, es que al utilizar ese recurso el autor se tira uno o dos capítulos explicándolo todo. Si reescribes la historia lo lógico es contarlo desde el principio, así que tocan páginas, páginas y más páginas con explicaciones. Concretamente en esta novela  nos encontramos con 37 páginas SOLO CON EXPLICACIONES. Me parece una barbaridad, y más a menos de cien páginas del final, siendo la parte llamada 'recta final' en la que el lector solo quiere ver cómo sus piezas encajan (no que se las cambian) y la acción que desembocará en el final. Pues no, aquí hay un parón de mil demonios donde el autor se remonta siglos atrás. Aburridísimo.

4) No hay ambientación a lo largo de todo el libro que te haga sentir miedo o al menos te deje una sensación extraña que en pocas líneas te haga sentir miedo cuando la historia lo requiera. Esto fue algo que me encantó en la novela del mismo autor titulada "El ritual" (recomendadísima), en cambio aquí desde el principio te dicen que las cosas terroríficas solo ocurren por la noche y bajo ciertas circunstacias, así que muchas escenas ya te las ves venir y no causan la impresión que deberían.


Total, sigo recomendando encarecidamente El ritual como libro de terror, es el mejor del autor con diferencia. El fin de los días tiene demasiados altibajos, lo que supone que llegado a cierto punto la novela no remonte... Así hasta llegar a una recta final donde reescribe la historia por darnos un montón de pistas nuevas y decisivas que el autor se guardó porque le dio la gana, y unas setenta páginas finales que aunque sí tienen acción (en realidad son unas treinta), estás tan aburrid@ que no te metes en la historia y no las disfrutas.



Puntuación:

1 Comentario

Añadir comentario
  1. Johana {Mars} dijo... 13 de marzo de 2013, 15:51

    Vaya.. que mal que no te haya gustado.
    Yo tengo pendiente el Ritual y ya que lo recomiendas lo leeré pronto :)

    Responder

Publicar un comentario

Cuando escribas un comentario ten en cuenta las siguiente cosas:

-Guarda siempre respeto hacia otros comentarios.
-Comenta algo relacionado con la entrada.
-NO se admiten links a otros blogs. Todo comentario que tenga un link externo será eliminado automáticamente.
-Todo comentario que sea del tipo "Me sigues, te sigo", será automáticamente eliminado.