martes, 11 de octubre de 2011

//

"Eitana. La esclava judía" de Javier Arias Artacho

Título: Eitana, la esclava judía
Autor: Javier Arias Artacho
Editorial: Roca
Género: Histórico
Páginas: 380
Precio: 20,50€


Sinopsis (casa del libro):
Eitana siempre creyó que su vida ya había sido tallada desde antes de nacer. Se había asomado al mundo con los ojos bien abiertos, oscuros, obstinados y firmes, sin apenas llanto, por ello su abuela pronto comprendió cuál sería el carácter de aquella niña y, con admiración, de sus labios se rasgó eitana, con fuerza y valor. Tal vez, de no haber sido así, entonces no hubiese corrido como un pequeño león hacia su destino y, quizás, simplemente se hubiese quedado agazapada en la azotea de su casa ajena a la crucifixión de su padre. Pero no lo hizo. Y allí comenzó su esclavitud con apenas trece años.

Aquello sucedió en Julias, en la Palestina del año 54, durante el Imperio de Claudio. En aquel entonces, para ella Roma era un lugar demasiado lejano y terrible, simplemente un imposible que no imaginaba que se convertiría en su mundo. En aquel entonces, no podía comprender la indignidad de la esclavitud, ni las vejaciones de un juez avieso, quien habría de humillarla en un camastro lujoso. Quizás entonces, de haberlo sabido, habría deseado morir antes de partir.

Pero la joven judía no había podido elegir su destino... Eitana, la esclava judía es la historia de una mujer valiente, de una mujer que luchó por ser ella misma y negarse a que los demás diesen en su nombre. La historia de una mujer que jamás se rindió.



Opinión de MJ:
Como se puede observar, esta vez os traigo la reseña de una novela histórica centrada en la vida de una esclava en la Roma de Nerón. Tal y como pone en la sinopsis, la protagonista se llama Eitana, una niña (en principio) judía que vivía tranquilamente con sus padres y hermanos, que por una mala acción del progenitor y el incontrolable deseo de la chica de ver a su éste, hacen que sea cogida como una esclava y llevada a Roma. Todo esto pasa rápidamente en las primeras páginas para que desde el principio ya sea esclava, y así empiece la "acción".

La novela se divide en tres actos: "Tiempos de sufrir", "Tiempo de crecer" y "Tiempo de aceptar".

"Tiempo de sufrir" abarcaría el tiempo en el que Eitana es cogida como esclava, pasa de mano en mano hasta llegar a la casa de un juez romano (esta parte es la que ocupa más tiempo), para desembocar en "Tiempo de creer". Esta segunda parte consiste en eso, es crecer pero no en años, no del paso de la niñez a la adolescencia, sino de crecer interiormente gracias al cambio sustancial que se da en su vida respecto a la primera parte del libro. Y por último tenemos "Tiempo de aceptar", que teniendo en cuenta que la arrancan del seno de su familia y pueblo y la tienen como esclava, creo que no es muy difícil que lo que tiene que aceptar es su vida, su historia, y así poder seguir hacia delante.

No hace falta decir que la protagonista indiscutible es Eitana aunque a su alrededor siempre haya otros pesonajes, ya sean amos, libertos, romanos, soldados, etc. Personalmente solo destacaría al soldado romano que iba a retirarse y que da con Eitana al principio del libro, Efren (el hombre por excelencia en esta novela), el amo que es juez en Roma y que os aseguro que no es de los peores aunque pueda parecerlo, las otras esclavas que trabajaban con ella, la pareja de la librería y la familia del final que no nombraré para no chafar nada.

No voy a liarme a explicar las características de cada uno. Como la protagonista es una, me centraré en ella. Para que os podais hacer una idea general de cómo es, nada mejor que poneros un par de líneas sacadas de la sinopsis  y del propio libro:

"su abuela pronto comprendió cuál sería el carácter de aquella niña y, con admiración, de sus labios se rasgó eitana, con fuerza y valor."

"Eitana, la esclava judía es la historia de una mujer valiente, de una mujer que luchó por ser ella misma y negarse a que los demás diesen en su nombre. La historia de una mujer que jamás se rindió."

Aquí es cuando todo se tuerce, al menos para mí porque no he visto por ningún lado a la chica que se describe en esos dos fragmentos.

Quiero que a partir de ahora, de aquí al final, se lea esta reseña teniendo en cuenta que estamos hablando de una esclava en la Roma antigua, es decir, en la Roma conquistadora del mundo conocido en ese momento. Sé que ahora voy a parecer muy crítica, pero tened en cuenta que estudio historia, tengo que decirlo.

El autor no para de salpicar a lo largo de la novela, innumerables veces, que ella es valiente y fuerte, que su nombre se lo puso su abuela por eso ¿pero de verdad es tan valiente y fuerte?

Una vez que es cogida como esclava y llega a casa del juez romano, Eitana comete errores y se gana algún que otro puñetazo y patada, pero no, no veo que sea por su valentía. Quien haya leído el libro sabrá que le hacen eso porque mira directamente a los ojos de su amo cuando debería mirar al suelo, y entonces yo hago una pregunta al aire: Si aquel que la compra jamás le dijo cómo debía comportarse delante de su amo, solo que jamás debía escapar y que debía obedecer sí o sí, ¿cómo se supone que debía saberlo? ¿Por inspiración divina? Era una niña cuando la cogieron, dudo que los niños supiesen cómo tenían que vivir los que pertenecían a una clase social o a otra, y más si jamás se mezclaban con los de otra clase. Por lo tanto, esa "primera muestra de valentía y fuerza, de no doblegarse" yo no la veo como tal, sino como simple ignorancia. Punto.

¿Cómo demostrarlo? Pues muy fácil, a partir de ese momento es la esclava más sumisa y trabajadora del mundo. Nunca, en ningún momento de la novela, se lee que el amo se queje de ella o de su trabajo. ¿Dónde está esa valentía, fuerza o el no doblegarse? ¿Dónde está esa parte suya que es todo desafío hacia las personas que la tratan mal? En ninguna parte. Si con la escena que he comentado arriba se prentendía demostrar la fuerza de la protagonista, lo siento pero falla estrepitosamente.

Y si alguien cree que esa valentía y fuerza se puede ver en las acciones que lleva a cabo para "cambiar de amo" (vamos a dejarlo así para no caer en spoilers), lo siento pero de eso nada. Leed bien esas partes, esos capítulos. Del cambio del juez al otro ella no demuestra valentía, sino un ramalazo, sin más. Pretendía morir, dejarse y llevar y morir, pero por una frase de un médico, entonces piensa: "Uy, vamos a cambiar de situación". Eso en mi pueblo es un ramalazo, no valentía o fuerza.

Para más datos, en el segundo cambio (dejando atrás la librería), ni fuerza, ni valentía ni ramalazo, desesperación pura y dura no por su vida, sino por la de otro personajillo que no voy a comentar para no fastidiar. Es un dato importante.

El único momento en el que se puede intentar ver algo de valentía es al final, cuando intenta que todo sea igual que antes. Aunque sigo sin ver valentía, lo que veo ahí es una nostalgia que no puede sofocar de ninguna manera.

Y ahora vamos a comentar la parte en la que se dice indirectamente que se debe sentir mucha más pena pena por la protagonista porque es esclava...

Por favor, mirad en internet, buscad información sobre las condiciones de vida de los esclavos. Éstos eran cosas que se compraban y se podían utilizar como les viniese en gana a los amos. No eran personas.

Un amo compraba a un esclavo no solo para que trabajase y él no tuviese que hacer nada, además lo compraba para desfogarse con ellos tanto mediante palizas como sexualmente. Eso era así, se sabía, incluso estaba estipulado. Eran cosas para utilizar y tirar.

Se les tenía tan nula estima que si caía enfermo no se llamaba a un médico para curarlo, se le dejaba morir o se le mataba porque salía más caro el llamar al médico, pagarle y comprar las medicinas, que ir al mercado y comprar otro. Incluso si el esclavo intentaba escapar o atentar contra el amo, éste tenía todo el derecho de matarlo como quisiese y, por supuesto, no darle sepultura. Es una cosa, a las cosas no se las entierra.

Sabiendo esto es normal el sentir pena por los esclavos y un odio sin límites hacia los que permitían esa barbarie, pero cuando se escribe una novela como Eitana donde la protagonista solo es una, obviamente se hace con la idea de que ese personaje de más pena que el resto, para que destaque su sufrimiento... Lo siento pero no, Eitana no sufre. No al menos en comparación con lo que tendría que sufrir siendo una esclava.

Tiene una vida MUY SENCILLA, no tan complicada como el resto de esclavos. El resto, sus propias compañeras trabajan lo mismo, pero tuvieron que prostituirse, soportaron palizas de forma contínua, e incluso una de ellas termina tullida, desfigurada y dejada en la calle para que se muera de hambre... Todo esto mientras Eitana solo trabaja como el resto y cuando el amo quiere, debe satisfacerle sexualmente. Siendo mujer puede parecer lo peor de lo peor, pero pensadlo fríamente. La misma Eitana dice que desconecta en esos momentos (aunque eso no quita que se sienta mal consigo misma), así que elegid, eso que es de vez en cuando y sin palizas o palizas donde terminas abortando y tú misma estás en cama durante semanas al filo de la muerte, pero todavía prostituyéndote porque eres una esclava vendida a un burdel... Incluso te pueden dejar tullida y te dan la libertad para quedarte en la calle y morir de hambre. ¿De verdad Eitana sufre? ¿De verdad sufre más que sus compañeras? Lo siento pero tengo que decir que Eitana no me da tanta pena como el resto de esclavos. Ella no vive como un verdadero esclavo. Las cosas como son.

Encima, y para ya terminar de matarme, da la sensación de que la mitad del planeta está agazapado en las esquinas de Roma esperando a que parezca que la protagonista tiene un problema y así salvarla... ¡Venga hombre! Era un esclava, era una cosa totalmente prescindible. NADIE hubiese hecho nada por ella, NADIE la hubiese salvado de nada, NADIE la hubiese sanado cuando estuviese herida, NADIE le hubiese dado cobijo, NADIE  se hubiese dignado a mirarla. Esto que parece una tontería le quita toda la emoción que pudiese tener la novela porque siempre hay alguien velando por ella, salvándola. No sufre como verdaderamente un esclavo hubiese sufrido, y por ende, la novela histórica deja de ser todo lo histórica que debiera ser, ya que eso es más de una novela fantástica que de una histórica. Si es histórica, en los elementos históricos (lo que viene a ser aquí, lo que supone ser esclavo) por favor, cíñete a la realidad o a gran parte de ella. Un poco de "mentira" para que la protagonista no acabe muerta no está mal, pero todo lo que escribe el autor se carga por completo la categoría de "libro histórico" de su novela. Le quita verosimilitud a su protagonista, a su vida, a lo que se sucede y por ello mismo al libro, ya que Eitana es el centro del libro, la que debería ser más real para darle verosimilitud a la historia.

Por eso es, en gran parte, por lo que el libro no me ha gustado. Si dices que es una novela histórica y que ésta va a descansar sobre los hombros de un personaje en concreto, no puedes hacer a ese personaje tan en disonancia respecto a la realidad en la que vive, respecto a su condición. Si es esclava debe vivir con las condiciones durísimas en las que vivían y no edulcorarlas tantísimo. Eitana no me da esa gran pena que debería darme, pero sí sus compañeras. No veo esa valentía y fortaleza de la protagonista porque no sufre como el resto de esclavos y siempre están salvándola, y no es por nada, pero al igual que un héroe se mide por su enemigo, la "sensación de pena o de valentía" de un personaje se mide mirando los mismos elementos del resto de personajes que están en su misma condición... Así volvemos otra vez a lo mismo, la pena la siento por el resto, no por ella; y esa valentía y fortaleza realmente la tienen las otras esclavas, que aún sufriendo lo indecible, siguen levantándose todos los días y no pensando en "dejarse llevar" y morir tras cada paliza que las deja en cama, no como la protagonista que es tumbarse en una cama y ya está pensando eso.

No soy de las que piensan: "Oye, estamos hablando de la protagonista así que seguro que está sufriendo el doble". Estas cosas no me gustan nada. Me gusta que se me demuestre que efectivamente tengo que sentir pena por ese personaje y no por el de al lado, simplemente porque me digas que tengo que sentir así.

Para terminar comentaré brevemente ciertos aspectos:

-Una cosa que me ha gustado del libro es que al estar la historia ambientada en la Roma antigua, utiliza un vocabulario de la época (obviamente no en toda la obra), incluso utiliza el  latín para muchas de ellas. El problema es que no todo el mundo tiene que saber latín ni las partes de Roma o de una casa romana que él pone en latín... Esto hace más lenta la lectura porque no entiendes lo que pone, lo que conlleva que te termines cansando.

Desde aquí me gustaría decir algo a todos los autores de novela histórica que hagan esto: Por favor, un glosario con breves explicaciones de una o dos líneas sobre esas palabras en latín/griego/ cualquier idioma no matan a nadie, y por el contrario, ayudan muchísimo al lector, y por ende, a que el libro guste más.

Un ejemplo de las palabras que pone sin glosario o pie de página: Foro, via apia, circo, domus, triclinium insula, lecticae...¿De verdad todo el mundo sabe el significado de cada una de ellas?


-Capítulos cortos y fáciles de leer, por lo que se lee rápido. Esto siempre es un aliciente.

-No tiene muchas sorpresas, con tanto repetir que la vida está formada por círculos y que todo círculo, aunque no lo parezca, termina cerrándose, te hueles las cosas. Además el autor abusa demasiado de un recurso que ya ví en Stephen King, me refiero al tipo: "Se despidió de él sin saber que sería la última vez que le viese".

En estos casos no importa mucho porque puede que no se vuelvan a ver por cualquier tontería o porque uno muera, pero si en vez de esa frase me pones algo así como: "En ese momento no se percató de que su despiste / acción / mohín / lo que sea le iba a traer problemas no muy tarde", lo siento pero me jorobas la sorpresa posterior de ese "algo" que ocurrirá.

Si siempre pones eso, si siempre adelantas acontecimientos, estás quitándole a la novela toda la sorpresa que pueda dar al lector porque antes de que esas sorpresas puedan sorprender, vas y las cuentas. Le quitas toda la gracia al libro. Deja de sorprender y por lo tanto comienza a aburrir.

Esto le pasa contínuamente a esta novela. Al principio no pasa nada, pero cuando ya llevas casi doscientas páginas con el mismo recurso, viendo que está chafando todas las posibilidades que tenía la novela de sorprenderte y de disfrutar de su lectura, pues empieza a cansar. Tened en cuenta que así ya sabes que algo pasará, y con la sucesión de acontecimientos que llevaba la protagonista, es demasiado sencillo saber qué va a ocurrir. No sorprende. Te lo hueles de lejos.


¿Lo recomiendo? En principio no, pero a saber. Este libro tiene críticas bastante buenas, puede ser que como estudiante de historia que soy, no haya podido pasar ciertos aspectos que otros lectores sí podrían. A vuestra elección.


Puntuación:

7 Comentarios

Añadir comentario
  1. May dijo... 11 de octubre de 2011, 9:26

    Estoy de acuerdo contigo. Al leer tu reseña, me doy cuenta de cuántas cosas pasé por alto xD A mí sí me gustó, ha sido la primera novela histórica que he leído y la superé bastante bien.
    Lo del latín te lo comenté por FB. Algunas palabras eran de cajón o se sacaban por contexto, pero otras... creo que le podrían dar algún problema a más de uno.
    Lo de jorobar las sorpresas yo lo traduje como 'previsible' ._. Con esas frases te daba a entender 'demasiado' lo que pasaría, así que... mucho sorpresa como que no había.
    Sobre el tema esclavos, tiene mucha, mucha suerte. Aunque es obvio que Eitana era el centro y todos giraban entorno a ella, aunque para tratarse de una esclava, la cuidaban demasiado. Cuando está con el juez y manda llamar al médico pensé: por qué no le da una paliza y se acaba todo? Hubiera sido lo normal. Porque lo principal es que le miente y eso es castigo seguro. Un par de ostias no es nada con lo que le podría haber caído de ser todo ello real.

    Un besazo y gracias por la reseña :)

    Responder
  2. Mocca dijo... 11 de octubre de 2011, 9:58

    No es un libro que me llame demasiado, y viendo la reseña, creo que no lo leeré´, aunque nunca descarto la posibilidad.

    Gracias por la reseña ^^

    ¡Muchos besitos de café! <3

    Mocca

    Responder
  3. Annika dijo... 11 de octubre de 2011, 11:38

    Ya no pensaba leerlo incluso habiendo leído reseñas muy buenas sobre esta novela (es que la novela histórica no me va nada) pero ahora muchísimo menos! Si sufre menos de lo que debería y encima es previsible... ya me has quitado el poco aliciente que podía encontrarle!
    Muy buena la reseña ;)
    Un saludo!

    Responder
  4. Mundo Paralelo dijo... 11 de octubre de 2011, 11:45

    Tiene muy buena pinta, pero aun no se si leerlo, porque la novela histórica no es de mi estilo.
    Un saludo desde Mundo Paralelo

    LauNeluc

    Responder
  5. Lady Boheme dijo... 11 de octubre de 2011, 14:19

    Acabo de perder un comentario hipermegalaaaaargo...

    Venga, again!

    Pues eso, que no soy lectora de histórica (aunque de vez en cuando leo libros de ese género que me gustan, los de Ken Follett, al margen del rigor histórico, enganchan mucho), y con este ya no me apetecía ponerme después de varias reseñas positivas, así que con la tuya, me dejas claro que no, que no es mi libro.

    Lo del glosario de términos en latín/griego la verdad es que sería bastante útil, pero los autores a veces se olvidan de que el lector no tiene por qué conocer ese término o no le apetece buscar en un diccionario porque conlleva interrumpir la lectura.

    Te comentaba también el tema de los esclavos... que no sé si será por la época (a fin de cuentas Roma tuvo monarquía, república e imperio, son muchos siglos de historia y muchos cambios), por el tipo de esclavo (de deudas, o comprado...), o por los domini en cuestión, pero que yo sé de casos de esclavos bien tratados (el domine les deja su herencia, o los libera por su buen servicio otorgándoles su apellido), y que, si los libertos tenían tan buena consideración en Roma, no sé, que no se puede pasar de ser una "cosa" a ser alguien con mucha influencia, ¿no?

    Bueno, esa dudilla me queda.

    Por lo demás... reseña eterna! Pero muy completa, te has desfogado pero bien.

    ¡Besos!

    Responder
  6. MJ dijo... 11 de octubre de 2011, 14:34

    @May: Sip, tal y como comentamos en facebook, con un par de detalles más el libro hubiese estado mejor.

    @Mocca: Nunca se sabe, tal vez te guste ^^

    @Annika: Hay bastantes libros que tratan esta temática, seguro que algún día encuentras alguno que te guste ;)

    @Mundo Paralelo: Si no te gusta la novela histórica, ni lo intentes.

    @Lady Boheme: Sí, depende de cómo se consiga el esclavo, en este caso sería por deslealtad a Roma y mostrar apoyo a los contrarios de ésta (a su padre le crucificaron por ello y ella fue a verle y a llorarle)... Vamos, que no les tenían mucho cariño a esta gente. A parte de eso va a una casa donde el amo cuando se enfada demuestra tener la mano larga, pero justamente con la protagonista no... Entre una cosa y otra, la situación no cuadra.

    Responder
  7. Laura S.B. dijo... 11 de octubre de 2011, 18:14

    Guau, qué reseña, se nota que te tocó la fibra sensible por tu parte historiadora. No soy muy dada a leer novela histórica pero creo que una de las cuestiones fundamentales del género es ser fieles a la época que recrean para darles veracidad. De todos modos creo que es un género muy complicado de escribir.

    Responder

Publicar un comentario

Cuando escribas un comentario ten en cuenta las siguiente cosas:

-Guarda siempre respeto hacia otros comentarios.
-Comenta algo relacionado con la entrada.
-NO se admiten links a otros blogs. Todo comentario que tenga un link externo será eliminado automáticamente.
-Todo comentario que sea del tipo "Me sigues, te sigo", será automáticamente eliminado.