viernes, 29 de abril de 2011

//

"Frío" de Rafael Pinedo

Título: Frío
Autor: Rafael Pinedo
Género: Contemporáneo
Editorial: Salto de Página
Páginas: 149
Precio: 15,95€
Aquí puedes comprar "Frío"



Sinopsis:
Un convento alejado de la civilización, en medio de ninguna parte. Una especie de ola de frío de origen desconocido que avanza desde el Sur, precedida por columnas de refugiados que huyen de unas condiciones cada vez más inhóspitas. La protagonista de esta historia decidirá quedarse allí cuando todo el mundo huye, y aprenderá a sobrevivir con las únicas criaturas que permanecen en el lugar pese al avance del frío: las ratas. Entre una y otras se forjará una peculiar relación, en la que los viejos y ya extintos rituales serán reemplazados por otros nuevos y más extraños. Una y otras, también, verán pronto amenazada la precaria calma que han construido.

"Frío" es una sugerente historia de supervivencia con pinceladas fantásticas, una fábula sobre la cultura y la sexualidad que nos invita a descubrir a este original autor de genial sensibilidad y perspicaz mirada antropológica.



Opinión de MJ:
No tenía pensado leer este libro hasta dentro de un par de semanas, pero como tenía una tarde libre y no me apetecía leer nada muy extenso o enrevesado, me puse con él y ¡bendito el momento en el que lo elegí! Entre lo cortito que es, la forma de narrar del autor y la historia, el libro se lee en un par de horas, dejando al final una espléndida sensación.

Una de las cosa que llama la atención a primera vista es la portada. En un primer vistazo puede parecer muy simple, pero tras leer el libro se puede apreciar mucho más de lo que parece en un principio. Sin destripar os puedo decir que lo blanco que aparece en la parte de abajo es la nieve que lo cubre todo, el frío. La figura negra obviamente es la protagonista, ¿pero por qué aparece desnuda? Básicamente se podría decir que por el tabú que tiene respecto a su propio cuerpo, sus necesidades y las relaciones carnales; ¿y eso blanco que aparece a su alrededor? Eso serían las capas y capas de ropas que tiene que llevar encima para no morir congelada en el convento, ya que la ola de frío es tan dura que incluso dentro de las cuatro paredes del edificio debe llevar ropas gruesas para no morir congelada. El palo largo que agarra sería la lanza con la que llegado el momento caza. Puede haber gente que me diga que es el cetro con el que oficia misa, pero lo veo demasiado fino para ello.

En la contraportada sale el mismo fondo que en la portada, la única diferencia es que en vez de salir la chica, hay tres ratas, las incansables amigas de nuestra solitaria protagonista.

He puesto este breve comentario de la portada porque lo primero que nos llega es ella, la portada. No nos pongamos ahora en plan intelectual ni nada por el estilo, las cosas como son, por ello mismo la mayoría de los libros tienen portadas lustrosas y llamativas. Este libro no tiene una portada que llame a la mayoría de los lectores, puede parecer mediocre, pero tras leer el libro cobra muchísimo sentido y aflora su belleza.

Antes de nada voy a explicar por encima qué es eso de la "antropología" que sale en la sinopsis. En líneas generales sería el estudio del hombre, tanto como individuo, como parte de la sociedad, su pensamiento, su lengua, su cultura, su forma de proceder en él mismo, con la comunidad y con el medio que le rodea, etc.

Esto nos ayudaría a entender lo que plasma el autor en el libro, cómo introduce a su personaje en una situación extrema para llevar al límite esas reglas por las que se dirigía cuando vivía en sociedad, cómo de inútil son algunas de ellas, e incluso cómo de frágiles son otras.

Esta chica, la protagonista, vive en una escuela convento, donde vive desde joven. De pronto y sin saber cómo ni por qué comienza una ola de frío, y la madre superiora decide dar cobijo a pobres (chicos y chicas) mugrientos, enfermos, etc., a eso se le llamaba "caridad cristiana" según ella, pero la prota decía que no, que eso no era caridad y que traería problemas como luego traería... Intentos de violación, peleas, etc.

Mmmm... En este punto el autor nos muestra cómo en la chica primó su instinto de supervivencia antes que su religiosidad. Ella se quiere hacer creer que la caridad cristiana tiene algo que ver con el estatus social-económico, y además también con las probabilidades de que haya más o menos problemas. Hay que fijarse en que ella pone como argumentos los problemas que vendrán para decir que eso no es caridad, tal vez así le sea más fácil el no ayudar tanto y por ende, tener más posibilidades de sobrevivir. Ya que ¿desde cuándo cáritas o alguna otra organización cristiana o de otra religión dice "no voy a X sitio porque sé que habrá problemas"? Ella ve que su equilibrio, su vida, su supervivencia se ve amenazada e intenta que no sea así.

Durante toda la novela podemos ver el día a día de una "superviviente" en un lugar y situación hostil, y al borde de la muerte (se podría decir). En un lugar helado donde el calor nunca llega, donde hombres, niños, mujeres y animales dejaron para irse a las tierras cálidas del norte. Una historia de una chica por la supervivencia que se refugia en aquellas pautas con las que creció, pero que poco a poco se verá que no tienen mucha utilidad en tal situación.

Una de las primeras contradicciones que el autor nos presenta sería la de la religión, aunque en realidad se podría aplicar a cualquier ámbito. Cómo la gente dice y aparenta ser de una manera para luego pensar y hacer otras. Lo hipócrita y mojigata que es la sociedad por mucho "maquillaje" (cultura, religión, etc) que se ponga por encima. Un ejemplo sería la experiencia de la chica por enamorarse de un chico que no viene de una familia tan adinerada como la suya:

"-Que seamos cristianos y no tengamos inconveniente en conocer a gente de otro nivel no significa que no veamos las diferencias. -Replica su padre como un lanzador de puñales.

No se atreve a seguir hablando del tema; conociendo a su progenitor le queda claro que no lo aceptará, que nunca permitirá que lo vea."


No tarda nada en aparecer otras perlitas sobre el racismo y también la religión:

"Casi todas las estatuas estaban ya en bastante mal estado; (...). La Virgen sobre el altar estaba milagrosamente intacta. (...) El único santo que estaba también intacto era San Benito.

Nego, ni las ratas lo quieren".

Sigue hablando del Santo Negro:

"(...) no tenía muy claro por qué Dios le había puesto la imagen de este santo y no otro más conocido, más como los que la gente seguía."

Os recuerdo esto lo suelta una monja cristiana que en teoría no debe ver color de piel, sino solamente a personas...

Con todo, no todo en el libro es crítica, también tiene su toque de humor, o a lo mejor es que soy muy retorcida y solamente yo le encuentro la gracia a la escena, ¡pero no todos los días se ve una misa oficiada para las ratas que conviven contigo!

"Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los homres y a las ratas que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendemimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias. Señor Dios, Dios Padre todopoderoso. Señor Hijo único, Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios -había evaluado muy seriamente la posibilidad de cambiar "Cordero de Dios" por "Rata de Dios", pero le pareció que no podía extralimitarse tanto-, (...)."

Y seguimos en la misma ceremonia pero ya en el momento en el que llega a su fin:

"-Podéis ir en paz.
-Demos gracias a Dios. (...)
Con el báculo como protección, por si alguna (rata) no había recibido la paz de Cristo, caminó solmnemente por el pasillo hasta la escalera que la llevó a su cuarto."


En realidad la escena es mucho más chocante que cómica, pero con todo lo que había pasado la chica, digamos que se necesita ver esta escena como cómica para descargar la tensión y todos los vaivenes que sufre la protagonista.

Obviamente llega un momento donde la chica pierde la cabeza por la soledad y el miedo. Tanto tantísimo que tras abrir en canal el cadáver de un puma...

"Apurándose como si algo importante fuera a ocurrir se vistió con la casulla, la estola se colocó la piel sobre los hombros, calzando el maxilar superior sobre el pasamontañas, todavía con restos de cerebro, no importa que me quede inmundo.

(...)

Dijo su misa abrigada por el cuero del puma, abrigada por los brazos de Cristo, Dios mismo la abrazaba. Podía sentir la sangre que empapaba el pasamontañas, que chorreaba hasta sus ojos, mojaba las mangas de la casulla y las convertía en brazos de hielo que se quebraban cuando levantaba sus manos en oración."


Juro que mientras leía esto ni respiraba y tenía los ojos como platos. No me podía creer lo que estaba leyendo, no solo por la escena en sí, sino por lo que desencadena este acto, lo cual no voy a contar porque es muy triste e intenso.

Uno de los extremos de la locura donde el autor más se centra es en el fanatismo religioso (más concretamente en el pecado de la carne):

"Muchos pelos: en el labio, en el mentón, en los pezones, el pubis. También en las piernas, largos pelos negros. Como una rata, es una rata. No, no tiene tanto pelo, pero se está acercando, cada vez más rata, cada vez más pura."

Hay que entender que para la protagonista es impúdico el verse desnuda aunque sea para lavarse, nada de restregarse mucho, nada de mirar a otros, de tocarse, y ya ni hablemos de mantener relaciones... Todas aquellas personas que mantienen relaciones sexuales que no estén dirigidas a procrear y que den un mínimo de placer son irremediablemente pecamisonosas. Las mujeres serían una especie de zorras y/o putas, mientras que los hombres serían animales en celo.

Lo mejor de todo es que es tan ignorante en el tema del propio cuerpo, de satisfacerse y satisfacer a otros, que muchas veces ella comete esos actos impuros con ella misma o con otros sin saberlo, simplemente para darse calor. Sí, tal como lo estáis leyendo.

¿Qué lectura se puede sacar de ello? Personalmente creo que viene a criticar (again) la defensa de lo mojigato, de la incultura, de la censura, de la "represión" a uno mismo, a sus necesidades y por lo tanto a su felicidad, entre otras cosas.

El final me ha encantado. Creo que termina de la mejor manera. La protagonista toma esa decisión porque llegados a ese punto, por su mundo creado a su medida por ella misma, ve incapaz el reincorporarse a la sociedad y volver a vivir según esas "leyes culturales" por las que antes se regía. Me ha parecido muy consecuente, extremista, pero consecuente y único final.

Solo puedo decir una cosa, y es que leeré más de este autor, me ha gustado mucho la manera de narrar la historia, la sensibilidad con la que impregna sus páginas, y ese nuevo giro que le da a los aspectos culturales que nos dirigen. Es una pena que haya fallecido y solo dispongamos de un puñado de obras escritas por él.

¿Lo recomiendo? Sin duda alguna, tanto a chicos como a chicas, tanto si os gusta el tema como si no, tanto si se busca algo nuevo como si no. Es un libro diferente a lo que solemos leer, escrito con mucha sensibilidad y sutileza dando la información necesaria para montar la obra, desarrollar unas cuantas escenas, empezar a esbozar pequeñas ideas y que así el lector no se aburra y encima piense sobre lo que acaba de leer.



Puntuación: 10 / 10

1 Comentario

Añadir comentario
  1. maryn dijo... 30 de abril de 2011, 20:43

    Me encanto el libro no había tenido conocimiento de esta obra pero con tu reseña me fascino, gracias por la reseña bay cuídate.

    Responder

Publicar un comentario

Cuando escribas un comentario ten en cuenta las siguiente cosas:

-Guarda siempre respeto hacia otros comentarios.
-Comenta algo relacionado con la entrada.
-NO se admiten links a otros blogs. Todo comentario que tenga un link externo será eliminado automáticamente.
-Todo comentario que sea del tipo "Me sigues, te sigo", será automáticamente eliminado.