sábado, 26 de marzo de 2011

//

"¿Fue él?" de Stefan Zweig

Título: ¿Fue él?
Autor: Stefan Zweig
Género: Contemporánea
Editorial: Acantilado
Páginas: 74
Precio: 10€



Sinopsis:
En esta breve novela, Zweig nos habla de los celos con su habitual maestría: elusivo, con la virtud de la intriga irresuelta, ahonda en el dolor y el desamparo que produce el sentirnos sustituidos en los afectos de nuestras personas queridas por un tercero que, cuanto menos, tiene los mismos derechos que nosotros. La rabia y la violencia pueden conducir a una venganza que agravará, si cabe aún más, nuestra orfandad.



Opinión de MJ:
Esta reseña no va a ser muy larga porque el libro apenas cuenta con 74 páginas, y si me extiendo seguro que termino contanto cosas que no debería. Eso sí, que la extensión (o falta de ella) no os haga pensar que el libro no merece la pena, todo lo contrario, lo recomiendo encarecidamente.

El libro se cuenta desde la perspectiva de una mujer mayor que vive con su marido en una casita apartada del mundo, para así disfrutar de los años que les queden por delante. Al poco tiempo de estar allí llega una pareja joven, ya casados, a vivir a la casa de al lado (la levantan de cero, no había nada). Aquí es donde empieza la historia.

Esta nueva pareja es muy diferente entre sí. La chica es muy callada, buena, y demás; mientras que el chico es un torbellino (bueno, pero torbellino). No para quieto, siempre está feliz, riendo, contento, haciendo cosas, se exalta por cualquier noticia nimia, de un granito de arena (de algún hecho bueno) hace una cordillera montañosa... Tiene una vitalidad asombrosa.

Al principio esa vitalidad la ves curiosa, incluso divertida, pero poco a poco te pasa igual que a la protagonista. Comienzas a pensar que esa vitalidad es molesta, demasiado. Si eres muy vital, si tienes mucha energía por quemar, ¡haz deporte! Pero no es cuestión de que arrastres al resto de tus amigos y vecinos con tu vitalidad.

Además, esa vitalidad se transforma en obsesión (porque lo que el protagonista hace para mí no es cariño) cuando algo "nuevo" le pasa o llega a poseer. En este punto es cuando se presenta el problema que nos desarrollará el autor.

Cierto día, esa nueva joven pareja decide tener un perro, un cachorrito. Así lo deciden y lo adoptan de una vecina que vivía por los alrededores.

A partir de este momento el protagonista se olvidará por completo de sus vecinos, y se volcará en cuerpo y alma con el animal. Caricias, mimos, palabras bonitas, compras compulsivas para que el perro tenga de todo por muy tonto que pueda ser el jueguecito, etc. El protagonista no hace otra cosa que mirarlo tantísimo que al final "el amo" es el perro y no el prota.

Este cambio de papeles hace que cuando se de un cambio familiar en esa pareja, y el protagonista se centre totalmente en ese cambio y no en el perro, a éste le entren unos terribles celos que desembocarán en un fatal suceso.

Los libros cortitos, al igual que los mangas autoconclusivos, no suelen gustarme porque soy de las que piensan que es imposible contar una historia como dios manda con tan pocas páginas y palabras, pero como siempre, hay excepciones maravillosas.

Este libro es una de esas excepciones. Es muy corto pero muy intenso. El autor sabe transmitir sin mácula alguna los sentimientos que siente no solo la anciana (que es quien nos cuenta la historia), sino la pareja joven e incluso los encontrados, perplejos y arrolladores sentimientos del perro que no entiende qué ha pasado para que de la noche a la mañana sea tratado como un mueble...

De repente un día su dueño le colma de los más inimaginables halagos, caricias, cariños, comida, paseos, etc; como al día siguiente y sin que él sepa la causa, ni siquiera le dirigen una mirada. Es como si no existiera.

Personalmente opino que el hombre, el dueño del perro, tiene la culpa. No puedes colmar de halagos, tiempo, cariño y demás a una persona o animal, para de un momento para otro pasar completamente de él... Darte igual si come o no, no mirarle, no decirle ni una palabra... No voy a decir "se lo buscó" porque el suceso, la conclusión, es muy dura, pero hay que tener cuidado a la hora de hacer esas cosas. Nadie se merece que le traten así.

Los celos no son algo a tomar como broma, se podría decir que es uno de los mensajes de la novela.

¿Recomendable? Sin duda alguna, es una lectura obligatoria.



Puntuación:

1 Comentario

Añadir comentario

Publicar un comentario

Cuando escribas un comentario ten en cuenta las siguiente cosas:

-Guarda siempre respeto hacia otros comentarios.
-Comenta algo relacionado con la entrada.
-NO se admiten links a otros blogs. Todo comentario que tenga un link externo será eliminado automáticamente.
-Todo comentario que sea del tipo "Me sigues, te sigo", será automáticamente eliminado.