martes, 22 de enero de 2013

//

"Maravilloso desastre" de Jamie McGuire

Título: Maravilloso desastre
Autora: Jamie McGuire
Editorial: Suma de letras
Género: Juvenil
Páginas: 441
Precio: 19€


Sinopsis:
LA CHICA BUENA

Abby Abernathy no bebe, no se mete en líos y trabaja muy duro. Cree que ha enterrado su oscuro pasado, pero cuando llega a la universidad, un rompecorazones conocido por sus ligues de una noche pone en peligro su sueño de una nueva vida.

EL CHICO MALO

Travis Maddox, sexy, musculoso y cubierto de tatuajes, es justamente el tipo de chico que le atrae a Abby, justamente lo que quiere evitar. Dedica sus noches a ganar dinero en un club de lucha itinerante, y sus días a ser el estudiante ejemplar y el seductor más popular del campus. Toda una mezcla explosiva.

¿UN DESASTRE INMINENTE...

Intrigado por el rechazo de Abby, Travis intenta colarse en su vida proponiéndole una apuesta que trastocará sus mundos y lo cambiará todo.

... O EL INICIO DE ALGO MARAVILLOSO?

En cualquier caso, Travis no tiene la más mínima idea de que ha iniciado un tornado de emociones, obsesiones y juegos que los terminará dañando,… aunque puede que también los una para siempre.




Opinión de MJ:
Lo digo desde ya, la opinión será un poco larga porque discrepo con muchísimas bloggeras (y bloggeros) y quiero explicar bien mi punto de vista.

A mí el libro no me ha parecido malo, denigrante, desesperante, aburrido ni me ha dejado patidifusa por la relación de los protagonistas. Ciertamente empieza muy bien y luego el libro pega cierto bajón y no logra remontar ni al final, pero os prometo que para mí ha pasado lo mismo que con 'Cincuenta sombras de Grey', es decir, se ha magnificado muchísimo lo que sale en sus páginas.

De esta novela se ha dicho que la relación es autodestructiva y que por eso no les ha gustado, que cualquiera con dos dedos de frente hubiese huído a la primera de cambio. Bien, aquí el problema. Uno doble. El primero es que es una novela, vale que hay gente que vive esta situación, pero es una novela de ficción y cuando leo un libro de estas características lo que valoro es el libro, su historia, sus personajes, su ambientación, si  me ha enganchado o aburrido y cosas así, no valoro si su lectura sirve para que la sociedad se de cuenta de lo que es bueno o malo y las cosas cambien. Para eso ya están los periódicos, programas y libros específicos de crítica. ¿Me explico? Os prometo que no entiendo que se argumente eso cuando el libro es de ficción. Entiendo que para gustos colores y que cada persona es un mundo y reacciona diferente, pero repito, si un libro es de ficción y no didáctico o crítico, decir que es malo por la imagen que da... Lo veo ilógico. 

Y el segundo problema sobre esta relación... Hablo con conocimiento de causa y en concreto hay cierta bloggera que lo puede corroborar. Hasta hace nada estuve en cierta relación un tanto autodestructiva porque no hacíamos más que pelear, decirnos cosas cada vez más fuertes, reprocharnos actuaciones y mil cosas más, pero en nada volvíamos juntos habiendo hecho las paces porque nos gustábamos y nos dolía estar enfadados y discutiendo. ¿Sabéis qué? Es totalmente cierto que en una relación así lo que se siente es tan fuerte, se magnifica tanto lo que se siente, que aún habiendo tanto daño y dolor de por medio se termina volviendo; y sí, también es cierto que cada vez te duele más. ¿Que hay que cortar de raíz y dejar esa relación? Obviamente, pero no es sencillo. No os lo sé explicar pero no es tan fácil. Hay que vivirlo para saberlo.

También he leído en algunos comentarios de reseñas de este libro que hay maltrato, y lo peor es que la bloggera o bloggero en cuestión no se ha molestado en desmentirlo, lo cual lleva a pensar que en cierto modo sí lo hay. Vamos a ver, en ningún momento hay maltrato, y menos de Travis a Abby. Él se gana la vida en las peleas clandentinas, ¿y qué? ¿¡Os importaría dejar de sacar las cosas de quicio?! ¿Desde cuándo todos los luchadores profesiones son unos maltratadores? Es su trabajo, punto, eso no significa que siga dando leches cuando llega a casa. Reconozco que es agresivo y que encima no tiene paciencia consiguiendo que en el  libro se den varias escenas de peleas donde él se abalanza sobre otro y lo deja en bastante mal estado, pero eso es VIOLENCIA, violencia general, no maltrato. Sepamos diferenciar.

Es más, os diré que si rebuscamos un poco más sí encontraremos maltrato, pero del psicológico de Abby a Travis. Él le pone caritas, morritos y sonrisitas para conseguir las cosas, eso lo hace todo el mundo, no pasa nada. Pero el caso de ella es otro cantar. Sabe que él está enamorado de ella y aún así sigue viviendo con él, desayunando con él, yendo a clase con él, en clase con él, almorzando con él, comiendo con él, estudiando con él, saliendo por ahí con él, cenando con él, y lo mejor de todo, durmiendo bien abrazadita a él... Las cosas claras, eso nos pasa a muchas y muchos de nosotros, dormimos con alguien que nos gusta muchísimo, abrazados incluso, y terminamos haciendo el salto del tigre con los ojos inyectados en sangre. Y para más inri le deja, se enfada si ve que él intenta rehacer su vida, vuelve con él y luego vuelta a empezar. Para pegarle no es, pero para prenderle fuego sí.

No hay maltrato físico, como mucho del psicológico y de Abby a Travis. O sea, que lo de algunos comentarios que he visto por ahí, ni caso, de verdad. Otra cosa es la violencia. A lo largo de la novela hay bastante violencia, incluso en algunas partes hay mucha (él es luchador) pero no veo el problema porque no es gratuita, todo se da por lo mismo, por su trabajo y su incapacidad de llevar los celos como una persona normal. Aunque ahí ya entraríamos en cómo es el personaje.

Y por último diré que ella no intenta cambiar a Travis. He leído en varios sitios eso y de eso nada. Primero que en lo referente a los estudios es él quien presta ayuda; segundo que ella en ningún momento le dice de dejar la  lucha clandestina, al revés, ni más de emocionada le acompaña cuando le llaman para luchar; tercero ella misma le pide en dos ocasiones que enseñe una lección a dos chicos que se meten con ella (me pareció una locura); y cuarto, en lo único en lo que sí le dice que cambie es en lo referente a su violencia, que no vaya pegando a todo chico que se le acerque, que debe confiar más en ella. Punto. No quiere cambiarle, no quiere conseguir la versión 2.0 de Travis, de eso nada.

Bueno, hasta aquí mi opinión sobre lo que he leído en otros sitios, ahora os dejo con la típica reseña que siempre suelo poner cuando el  libro no levanta tanto polvo, gritos y conmoción.

La historia trata de Abby y Travis. Abby es una chica que huye de casa por pertenecer a una familia disfuncional y  un tanto peligrosa por estar la mafia por ahí metida. Quiere empezar de cero sin nada ni nadie a su alrededor que se parezca mínimamente a lo que deja atrás, pero entonces se topa con Travis. Este chico es el malote que tiene a medio estado (dícese de las chicas, el otro  medio estado está compuesto por los chicos) detrás de él. Corpulento, con músculos definidos, casi sepultado por tatuajes, inteligente, lucha en peleas clandestinas y por lo visto es un portento en el sexo. Vamos, el típico chico por el que las chicas quieren probar aunque sea un mordisquito para saber qué se siente. 

Leyendo esto se ve que ambos buscarían cosas diferentes. Ella alejarse de lo clandestino, la violencia, el alcohol y sexo; mientras él, chulo de playa donde los haya, buscaría a una cualquiera que le satisfaciese, ¿no? Pues nada, los polos opuestos se atraen. La jodida Ley de Murphy entra en escena.

Por una casualidad se conocen y él queda prendado de ella, y con el paso de tiempo más todavía porque Abby le pone todas las trabas habidas y por haber para mantener la distancia con él y no ser una chica tonta más que cae en el sofá del Travis. Pero como el mundo es así de injusto, hacen una apuesta y ella no solo tendrá que vivir con él, sino que además tendrá que dormir en su habitación, en su cama, con él. En ese punto es cuando me entra la risa floja y luego me doy de cabezazos contra la pared intentado averigüar quién es tan tonta como para apostar el quedarse en casa de un completo desconocido. En fin, cosas de la literatura juvenil...

Aquí la relación ya se pone peliaguda. Son jóvenes, los sentimientos son contradictorios, no saben cómo gestionarlos, intentan huir de ellos o al menos esconderlos y todo estalla. Ella intenta salir con otros chicos y Travis se pone violento. Pero cuando él se lleva a chicas a casa, Abby no puede decir nada... Si una relación con dos personas de carácter ya es complicada, sumadle que están siempre escondiendo sus sentimientos, negándose el estar juntos y que él es demasiado posesivo.

Aunque claro, una cosa es ser celoso y otra lo que es Travis. El problema de este chico es que tiene un par de traumas un tanto gordos, uno por sus hermanos y otro por la muerte de su madre que le marcaron y no sabe cómo superarlos. Tras lo de su  madre se cerró por banda, no quiso a  nadie y tras años de vivir con un Don Juan aparece Abby, nuevos sentimientos afloran y cuando intenta hacerse con ella es algo así como un elefante en una cacharrería.

Es violento, es inseguro, es celoso, y en cuanto un chico se acerca a Abby él solo sabe ponerse agresivo y regalar al chico en cuestión una cirugía estética totalmente gratuita. El problema está aquí, en este punto. Llega a un momento en que quiere demostrar que será fiel, que deja su pasado atrás y pasa de las chicas, intenta que Abby haga lo mismo con los chicos pero la cosa no es tan sencilla. Ella puede pasar de todos pero no puede evitar que saliendo de fiesta alguno se le acerque. Es imposible. Y claro, ¿quién quiere estar con alguien tan agresivo? ¿Quién te puede asegurar que llegado el día no pueda enfocar esa agresividad en ti? Las dudas, el miedo y el instinto de supervivencia aparecen y con ella la codependencia. Cada vez que se enfadan es más evidente de que no pueden estar separados, sobre todo él. 

Toda la novela es así. Se quieren pero hay miedo. Por parte de ella porque representa la vida que quiere dejar atrás y sí, porque es agresivo; y por parte de él porque piensa que ella merece a alguien mejor, que él no es lo suficientemente bueno, quiere alejarse pero no puede... El dolor, la desesperanza, el amor y el deseo no paran de vapulearles. Total, a lo largo de tantas páginas no hacemos más que ver cómo se enconden, intentan hacer sus vidas, fracasan, vuelven, son felices, hay problemas, no saben solucionarlos y todo empieza de nuevo. 

Personalmente no me ha parecido un libro malo o pésimo, es cierto que, tal y como he dicho al principio, empieza muy bien (había un punto gamberro en Travis pero no violento) pero luego el ritmo decae un poco y ya no levanta el vuelo, lo cual no viene bien porque el personaje de Travis no llega a resarcirse, las cosas como son. Quien haya leído la novela sabrá a qué me refiero. 

El problema que le veo es lo de Travis, realmente no le veo tanto cambio respecto a las primeras páginas y eso no me parece lo más apropiado para el futuro de la relación, el ritmo y algunas de las reacciones desproporcionadas de America (amiga de Abby); pero sobre todo lo de Travis. Por lo demás es un libro entretenido, que nadie pierda de vista lo importante, que sí, que tiene muy malas críticas, pero en goodreads tiene un 4'3 sobre 5, hay miles de comentarios esperando esta misma novela pero desde el punto de vista de Travis (en Abril será publicado), y que las 441 páginas que tiene el libro se leen en una sola noche... Y no solo hemos leído el libro en una noche aquellas que pensamos que el libro no es  malo, de eso nada, preguntad incluso a la gente que no le da ni un suficiente, también lo devoraron. Guste o no la pluma de la autora es buena, tiene unas salidas muy divertidas, los diálogos son ágiles y los sentimientos y acción que plasma en las hojas de su obra enganchan muchísimo. Eso tiene que contar. 

Resumiendo, tras haberlo leído entiendo que haya sido comparado con 'Cincuenta sombras de Grey', le ha pasado exactamente lo mismo. Muchísima gente cabreada y soltando pestes de la obra pensando que es denigrante y malo, pero luego tiene unas puntuaciones más que buenas. "Maravilloso desastre" es un libro polémico por ser diferente, por ser una historia juvenil que por fin mete una relación actual (sexo), fuera de lo normal (violencia), y por empujar al lector a un torbellino de profundas emociones contradictorias.

¿Lo mejor? Leerlo tranquilamente y sin sacar las cosas de quicio. Es la mejor manera de formarse una opinión propia sin dejarse llevar por la ignorancia y los sentimientos exaltados de otros. No es el mejor libro de la historia pero es entretenido y no puedes dejarlo de lado hasta el final.





Puntuación:

9 Comentarios

Añadir comentario
  1. Ligeia. dijo... 22 de enero de 2013, 16:08

    Mi opinión tal vez no sea la más útil ya que no he leído el libro, pero bueno... yo voy a darla y espero no ofender a nadie.
    Sinceramente creo que este tipo de relaciones (llámese maltrato, llámese x), por mucho que sea ficción, no deberían existir en una novela si la intención de la autora es "normalizarla", hacer ver que no es algo malo.
    No sé si me explico, pero lo intento. Es lo que me sucede con 50 sombras.
    Ese tipo de relaciones (no entro en qué tipo de relación es pero es evidente que violencia hay por lo que estoy leyendo) existen en la vida real, y es por ello que entiendo, incluso veo bien, que formen parte de novelas. Pero solamente si el fin de la novela es cuestión es criticar la relación. Si lo que nos venden (como en 50 sombras) es que una relación así es sana, entonces, es cuando me toca soberanamente las narices.
    Me da pena, y más que nada mucho miedo, pensar que realmente hay personas que crean que una relación basada en las peleas, la violencia y las faltas de respeto, puedan denominarse "amor".

    Responder
  2. MJ dijo... 22 de enero de 2013, 16:24

    @Ligeia.: Lo de que el fin sea criticarlo porque no lo ves bien y tal es un tema de tres pares de narices xD Esto es como todo, hay gente que lo ve bien porque es algo consensuado, que si la decisión la toma ella libremente está bien; pero claro, hay quien no está de acuerdo y lo ve como que la chica no está bien de la cabeza (hablo de 50)... Es un tema más que complicado en el que si no te importa, no me meto. Aquí ya entran creencias, tipo de educación, pasado de cada uno... Muchas variables.

    Y por cierto, ¿la autora esperaba 'normalizar' este tipo de relaciones? ¿¡Pero de dónde sale esta gente?! No, no, digo lo mismo que puse en FB mientras lo leía, una cosa es la fantasía que se queda ahí, en fantasía, y otra la realidad. Lo que puede quedar bien o gustan en tu cabeza o papel puede ser realmente peligroso y nada saludable en la vida real. Yo los libros me los tomo como eso, como ficción, y como eso creo que el libro no está mal; pero ni de coña pienso en que una relación así deba ser vista como normal. Es un suicidio.

    Responder
  3. Cartafol dijo... 22 de enero de 2013, 16:39

    Pues me has dejado asi a medio gas...me llamaba la atención este libro pero veo solo esos tres peces...lo dejaré estar de momento, que tengo suficientes libros pendientes...Saludos

    Responder
  4. Bambú dijo... 22 de enero de 2013, 23:56

    No he leído el libro pero me apetece leerlo porque tengo curiosidad, como bien dices, es un libro polémico porque ha dado lugar a reseñas de todo tipo y, por eso mismo, me gustaría comprobar por mi misma qué me parece a mi XD

    Responder
  5. Lorena Luna dijo... 23 de enero de 2013, 14:16

    Gracias por la reseña. es un libro que tengo muchas ganas de leer y cuando esto me pasa, me da igual las críticas buenas o malas, prefiero leerlo y tener mi propia opinión sobre él. No es la primera vez que ha pasado que han puesto un libro por la nubes o han echado peste sobre y luego me he llegaba una gran sorpresa y me ha gustado. Como siempre digo es cuestión de gustos y cada quien tiene los suyos.

    Saludos :)

    Responder
  6. Lorena Luna dijo... 23 de enero de 2013, 14:18

    @MJ
    Totalmente de acuerdo, un libro ante todo hay que tomarlo como ficción y no llevarlo a la realidad, es una historia que cuenta una autora, que puede gustar más o menos, pero no significa que la autora quiera llevar eso a la realidad. Los libros de ficción, es eso ficción.

    Responder
  7. Kitty dijo... 23 de enero de 2013, 14:52

    Tu ya sabes que a mi me metrieron un poco el miedo en el cuerpo con las reseñas que habia leido, pero creo tu dejas muy claros los puntos y las cosas que no se deben confundir.

    Creio que le daré una oportunidad, ya que me ha gustado mucho tu reseña y lo que dices (bueno, y que me fio de tu opinión, ya lo sabes)

    Un besazo

    Responder
  8. Lorena Luna dijo... 14 de marzo de 2013, 13:29

    Hice la reseña de este libro hace un par de días. A mi me ha encantado, y tengo muy claro separar lo que es un libro de ficción y lo que se cuenta en él con la realidad, no solo en este libro sono en otros, creo que hay que saber separar y no llegar lo que se lee en un libro más allá, puesto que lo que nos cuentan son situaciones y personajes inventado. A mí Travis me ha robado el corazón incluida toda su mierda, y ella ha habido momentos que me han dado ganas de desplumarla, pero en conjunto es un libro que he disfrutado mucho :)

    Responder
  9. Susan herondale dijo... 11 de abril de 2013, 19:11

    Por fin una reseña poniendo en su sitio a todos esos bloggeros remilgados!!! De verdad, que manera de tergiversar! He leído cada reseña por ahí... Que si maltrato, que si relación mortífera... Joder, no es sana pero en la vida real las hay de peores! Violencia también hay, pero tampoco es para llevarse las manos a la cabeza!
    Y no veo porque leches la autora tendria que cortarse o dar una lección sobre relaciones insanas. Es una novela romántica ficticia! No un manual para la vida!!! Jajajajajajaja

    A mi Travis me ha encantado. Su parte celosa y posesiva me da penita, porque reflejan su falta de amor hacia sí mismo... Y no confundais, no digo que quiera un hombre así, ni tan violento ni nada, digo que el personaje se me hace de querer. Y esa ternura, esos detalles que tiene con Abby... Es un amor de chico! Ella en cambio es una cobarde que no sabe ir de frente...

    Es cierto que a partir de la mitad decae, pero en esa parte ya estaba tan enganchada que me daba igual!
    Me pasó algo parecido con 50 sombras (aunque este está mucho mejor escrito, 50 sombras es basura literariamente hablando), pero los dos consiguieron fascinarme, enamorarme... Todavía no he encontrado otro libro que me haya hecho sentir tanto como estos. No hablo de mayor o menor calidad, si no de las sensaciones...

    Responder

Publicar un comentario en la entrada

Cuando escribas un comentario ten en cuenta las siguiente cosas:

-Guarda siempre respeto hacia otros comentarios.
-Comenta algo relacionado con la entrada.
-NO se admiten links a otros blogs. Todo comentario que tenga un link externo será eliminado automáticamente.
-Todo comentario que sea del tipo "Me sigues, te sigo", será automáticamente eliminado.