martes, 13 de noviembre de 2012

//

'Pídeme lo que quieras' de Megan Maxwell

Título: Pídeme lo que quieras
Autora: Megan Maxwell
Editorial: Esencia
Género: Erótico
Páginas: 464
Precio: 14,90€
Nota: Primer libro de la saga


Sinopsis:
Tras la muerte de su padre, el prestigioso empresario alemán Eric Zimmerman decide viajar a España para supervisar las delegaciones de la empresa Müller. En la oficina central de Madrid conoce a Judith, una joven ingeniosa y simpática de la que se encapricha de inmediato.

Judith sucumbe a la atracción que el alemán ejerce sobre ella y acepta formar parte de sus juegos sexuales, repletos de fantasías y erotismo. Junto a él aprenderá que todos llevamos dentro un voyeur, y que las personas se dividen en sumisas y dominantes... Pero el tiempo pasa, la relación se intensifica y Eric empieza a temer que se descubra su secreto, algo que podría marcar el principio o el fin de la relación.



Opinión de MJ:
Primer libro que leo de esta escritora y ya son fan suya, me ha encandilado. Llevamos una temporada en la que las editoriales nos están saturando con libros eróticos que están cortados por el mismo patrón y que nos aburren. Chica normalita, tirando a sosita, se topa con un hombre que quita el hipo por su físico, su inteligencia, su pasta, su miembro y su experiencia sexual. Pues aquí no pasa esto, Megan Maxwell nos trae una novela erótica que a veces sí recuerda al resto, pero que con su desparpajo, gracia y la gran personalidad y carácter de su protagonista hacen única.

La protagonista femenina es Judith, una joven secretaria que lleva su vida como el resto de la humanidad. Soporta a una jefa que se cree la guinda del pastel, va viviendo dentro de sus posibilidades, tiene sus amigos, uno con el que se acuesta de vez en cuando, una familia con la que lidiar y cosas por el estilo. Su vida es normal hasta que llega el jefazo alemán y su tranquila vida se suicida saltando por la ventana de un décimo piso. 

Su jefe es Eric Zimmerman (¿hombre andador?), un alemán que debe ser familia de Kimi Räikkönen, ya que termina por ser apodado como 'Iceman'. Este hombre es la fantasía hecha persona. Alto, fuerte, imponente, bien definido (no musculado), con apariencia de ser más frío que el hielo, pero ardiente por dentro.

Se conocen por pura casualidad y termina habiendo entre ellos primero sexo y luego algo más, y claro, ya se sabe que el 'algo más' tarde o temprano trae problemas, y más si se tiene algo con el jefe...

Como novela erótica que es, y como historia que introduce el morbo y prácticas sexuales no convencionales, al principio la protagonista se acojona y nosotras solo pensamos una cosa: 'Socorroooo'. Porque sí, la autora nos mete de sopetón en un mundo completamente diferente, nos abandona en medio de la selva y nosotras solo pensamos en escapar sin que se fijen en nosotras. De ahí el rechazo inicial de la protagonista, y que a las lectoras (o al menos a mí), nos costase al principio meternos en la historia, poder sentir morbo y disfrutar de lectura.

Total, la prota se asusta y nuestro Iceman decide ir más despacio, nos enseña su mundo poco a poco y así tanto Judith como nosotras vamos cambiando nuestra percepción de las cosas y nos abrimos a nuevas posibilidades. Entonces ya sí se disfruta por completo del libro. A partir de ahí solo se puede hacer una cosa con la novela: Devorar todas y cada una de las páginas hasta el final.

Quitando este pequeño defectillo (aunque tal vez no lo sea y la autora lo hiciese adrede para que desde el mismísimo inicio nos reflejásemos en Judith), la novela es perfecta. Judith es una chica del siglo XXI que puede que no sepa todo lo que él sabe del sexo, pero no se amilana ni en ese tema ni en ningún otro. Si le tiene que plantar cara y dejarle las cosas de un claro cristalino, lo hace; si le tiene que mandar a cierto lugar nada agradable, lo hace; si desea coger ella la batuta y dirigir, tampoco se corta. Es una mujer como dios manda y no una mujer del siglo XVII traída a este siglo. Por fin una protagonista femenina es de armas tomar en esta avalancha de libros eróticos.

Y no solo eso, está escrito de forma muy llana pero rico en vocabulario, y sí, lo digo por la comparación con cierta saga que dio el pistoletazo de salida a este panorama actual. Todo esto sin contar el desparpajo y la gracia con la que escribe, os lo digo en serio, esta mujer cuando quiere es desternillante. Al principio, cuando el libro no me estaba gustando, lo que me hacía seguir con su lectura eran las risas que me provocaban las salidas de su protagonista al ponerse nerviosa. Divertidísimo. Desgraciadamente ese humor que ocupa gran parte de las páginas iniciales se va perdiendo y aparece dosificado a lo largo del libro, pero para compensar la autora nos brinda una historia bonita y altamente cargada de erotismo y morbo... Por eso mismo, nada de hacer el burro y leer el libro en lugares públicos, la menda lo hizo en una ocasión y yo ya no sabía dónde meterme al leer ciertas escenas. Mejor en la intimidad, creedme.

Para todas aquellas amantes de la literatura erótica este libro debe estar ya en sus manos; para aquellas que hayan quedado desencantadas con este género por tener protas tan tontas, quedarán encantandísimas de que Judith sea más que capaz de salir al ruedo con un cuchillo entre los dientes; para las lectoras ocasiones de este género, ¡adelante! Su morbo atrapa y la historia es absorbente; y para las que no  leen este género... Leed algún libro de este género y después id de cabeza a por esta novela, antes no, ¡no queremos que nadie salga corriendo!

Deseando leer la continuación.



 Puntuación

13 Comentarios

Añadir comentario
  1. Laura dijo... 13 de noviembre de 2012, 18:38

    Me estás haciendo dudar, al principio no me llamaba nada de nada pero ahora... nosé xD

    PD: ¿Te pasas por mi blog? ^-^

    Responder
  2. iPensamientos de Patri dijo... 13 de noviembre de 2012, 19:04

    Aixxxx, tengo muchas ganas de leer este libro de Megan. Bueno, este y muchos más, porque me enamoré de su prosa el día que leí las ranas también se enamoran.

    Besotes!

    Responder
  3. Megan Maxwell dijo... 13 de noviembre de 2012, 20:26

    ohhhhh que biennnnnnnnnnn.
    Cuanto me gusta saber que te ha gustado la novela. ¡genial!
    Un besazo y mil gracias por la estupenda reseña.

    Responder
  4. Esperanza Writes Too dijo... 13 de noviembre de 2012, 20:32

    Tiene buena pinta :)

    Responder
  5. Ithil dijo... 13 de noviembre de 2012, 20:43

    Con el hombre familiar de Kimi Räikkonen me has conquistado XDD
    No, en serio, he oído hablar muy bien de Megan Maxwell y aunque me gusta este tipo de literatura desués de 50 Sombras le he cogido pánico. No obstante, el libro pinta bien, así que le daré una oportunidad.
    Gracia spor la reseña. Besos

    Responder
  6. May dijo... 14 de noviembre de 2012, 12:25

    Ahora estoy leyendo "Los príncipes azules también destiñen" de Megan, y sigue con su estilo característico, de lo mejor. Lo que pasa es que con ESTA novela en concreto tenía miedo. Han salido tantos de temática erótica a raíz del tan famoso 50 sombras (leí el primero y psé, leí el segundo y lo dejé a medias, vaya bodrio -.-) que me da apuro volverme a encontrar con algo similar. Suerte de tu reseña tan sincera y "explícita", as always. Creo que me has terminado de animar.

    Un besazo :)

    Responder
  7. Lady Boheme dijo... 14 de noviembre de 2012, 18:40

    De esta autora leí un relato (Diario de una chirli) y me gustó mucho, pero no he vuelto a repetir. Reconozco que la literatura erótica me da repelús, pero creo que con Megan Maxwell podría hacer una excepción… Más adelante, seguro.

    Responder
  8. Silvialee dijo... 15 de noviembre de 2012, 10:19

    Pues creo que hemos leído dos libros diferentes. Hay novelas eróticas que han salido ahora que en trama, ritmo, diálogos y profundidad de personajes son muchísimo mejores, pero donde va a parar... En esta novela ni siquiera hay amor, yo el romanticismo no lo he visto. La trama es solo aquí te pillo y aquí te mato, el un pervertido y ella una salida, porque creo que nunca había visto tanto sexo a discreción en una novela erótica y es un género que me encanta. Hay escenas que del morbo que ella quiere provocar en el lector son hasta repulsivas, además parece que esté obsesionada con el sexo entre mujeres porque sí y sin emociones ni argumentos. Judith no es para nada lo que dices, yo la veo como una niña de dieciocho años en un cuerpo de una más mayor, y repelente y un poco NINI. Yo creo que quien no tenga blog y no se meta en internet, compre esta novela y no se haya leído ninguna de las reseñas de este libro que os han regalado y que ponéis en vuestros espacios, estoy segura que no pensarán igual. Claro que se parece a Grey porque sigue los mismos pasos, pero cambia solo el BDSM por el voyerismo y el sexo en grupo. Y esa oficina en la que todos se ponen al lío sea la hora que sea...... La jefa cincuentona come hombres hahaha...... Me ha hecho reír, sí. Por eso España va tan mal. Grey al menos no compartía, pero Eric la comparte cuando quiere y como quiere y sin pedirle permiso y eso es lo peor. Creo que la escritora se ha pensado que un libro erotico es que cada dos páginas tenga sexo. Ha querido hacer algo escandaloso y de escandaloso que es le ha quedado poco creíble y soez. No me leeré el segundo.
    Gracias por tu reseña, pero con todo el respeto no compartimos la misma opinión.

    Responder
  9. MJ dijo... 15 de noviembre de 2012, 12:17

    @Silvialee: ¡Tranquila Silvialee, tranquila! Si lo bueno de los libros es esto, que un mismo libro despierta cosas diferentes en cada un@ xD

    No soy una gran lectora de novela erótica, todo sea dicho, pero una cosa es erótica y otra la romántica. Este libro pertenece al género erótico con algún que otro tinte romántico. Al menos yo lo veo así. Por eso no me asusta que de 5 páginas tres y media hablen de sexo, y sobre el morbo... Para gustos colores. Aunque me parece demasiado exagerado decir que algunas escenas son repulsivas, que no te vayan ese tipo de escenas, que no puedas ponerte en la piel de la prota o algo así, vale, pero llamarlas repulsivas me parece una falta de respeto para la gente que lleva a cabo esas prácticas sexuales. Y siempre diré lo mismo en este tema, mientras sea consentido, problema ninguno.

    Por decirlo de alguna manera lo comparo con la saga de los guardaespaldas publicada por Pamies. Sexo y punto.

    Al principio no me gustaba nada el libro justamente por lo que dices, él la engaña de mala manera al no decirle 'te haré de todo a excepción de sado', sabía que la otra no pensaría en un trío y pasa lo que pasa (capítulo 12 creo recordar) y yo eso jamás se lo hubiese perdonado; pero si ella lo hace y luego ve que le gusta, ¿qué problema hay? Él no la obliga, es ella la que pide que la comparta cuando (personalmente) creo que llega un momento que él parece estar un poco más reticente a ello. En todo caso la culpa sería de ella por no saber controlarse durante el calentón.

    A mí la prota me ha gustado porque al compararla con otras (incluídas las de romántica) por fin hay una que planta cara al machote de turno. No me gustan las protagonistas tontas y mucho menos que en este tipo de novelas (romántica o erótica) se tenga por norma que la protagonista sea así, por eso mismo no soy asidua a este tipo de novelas.

    Y por último diré una cosa y aquí ya me pongo seria. Dices que si alguien se compra este libro sin haber leído ninguna reseña de este libro que nos han REGALADO pensará igual... No sé si lo has escrito o no con esa intención, pero parece que piensas que desde los blogs ponemos notas dependiendo de si nos los regalan o no. Yo hablo por mí y te puedo asegurar que no, es más, si lo decías con esa intención te invito a que desde aquí, no hace falta que sea privado, me lo digas y así te pongo, como mínimo, 2-3 links a reseñas de libros enviados por editoriales que dejé por los suelos.

    Responder
  10. Kitty dijo... 15 de noviembre de 2012, 13:23

    Yo en cuento pueda me lo leo, que acabo de redescubrir a megan con los Principes azules también destiñen, y me gusta como escribe :)

    besos

    Responder
  11. Lorena Luna dijo... 15 de noviembre de 2012, 14:48

    Tenía ahí en pendiente si leerlo o no, pero ahora tengo claro que no lo leeré, he leído otra reseña en la que me han aclarado cosas que no me gustan, como que no hay amor ni sentimientos, que todo está basado en el sexo, no hay profundidad en la pareja, no se sabe nada de ellos y sobre todo lo que me ha echado para detrás es el tema que toca de voyerismo y exhibicionismo por el mero hecho del placer sin una bases o historia que lo sustente y por ahí si que no paso. Por otro lado creo que no son buenas las comparaciones, cada autora tentrá su forma de escribir, lo que hay que reconocer que gracias a la trilogía de 50 Sombras son muchas autora que se han decidido a escribir este tipo de libros cuando antes ni lo hacía. A mi la trilogía de 50 sombras me gustó mucho, no son los mejores libros escritos por supuesto, pero hay amor, sentimientos, profundidad en las personalidad y las escenas de sexo tiene un sentido. No me gusta leer un libro erótico, cuando solo se basa en sexo por sexo.

    Gracias por la reseña, un saludo.

    Responder
  12. MJ dijo... 15 de noviembre de 2012, 15:13

    @Lorena Luna: Si buscas sentimientos y cosas así hoy por hoy este libro no xq no pueden estar el uno con el otro pero no se explica el por qué, no se ve, pero claro, en 50 sombras eso tampoco se veía hasta en el segundo libro (las causas); aunque reconozco que sí tiene más romanticismo.

    Si sabes que el tema de compartir y tal no te va, ni lo intentes porque la novela es una sucesión de escenas de este tipo y no podrás disfrutar de la obra. ^^

    Responder
  13. Pasajes románticos dijo... 17 de noviembre de 2012, 17:46

    Yo he probado anteriormente con Maxwell y es una autora a la que no termino de pillarle el punto.
    En chick lit me ha ido fatal pero reconozco que es un género con el que no me llevo nada bien, también leí una novela histórica suya y nada, que no.
    Esta ya tenía pensada no leerla, como dicen nos estan saturando con erótica y no sólo de fuera sino que las españolas se han sumado al bombardeo y como que no me apetece.
    A parte mi amor por la erótica se reduce a un libro o dos por año y este he decidido quedarme con la serie Crosffire de Sylvia Day que me está encantando!

    Está se la recomendaré a mi compañera de blog que si que le gusta la autora y la erótica mucho más que a mi.

    Un beso
    Dácil

    Responder

Publicar un comentario en la entrada

Cuando escribas un comentario ten en cuenta las siguiente cosas:

-Guarda siempre respeto hacia otros comentarios.
-Comenta algo relacionado con la entrada.
-NO se admiten links a otros blogs. Todo comentario que tenga un link externo será eliminado automáticamente.
-Todo comentario que sea del tipo "Me sigues, te sigo", será automáticamente eliminado.