martes, 3 de abril de 2012

//

"Rey de corazones" de Hanna Krall

Rey de corazones
Hanna Krall

Editorial Nocturna
Colección Noches Blancas
Género/temática: novela, polonia, holocausto, campos de concentración
ISBN: 978-84-939200-3-6
Encuadernación: Rústica con solapas
Páginas: 200
Precio: 15,00€
Traducción: Katarzyna Olszewska Sonnenberg
Leer primeras páginas

«¿Cuántas veces se contrae el corazón por minuto?
Eso depende de si el hombre tiene miedo».


Izolda Regensberg es judía y vive en el gueto de Varsovia durante la Segunda Guerra Mundial. Un día, soborna a los guardias y logra escapar. Consigue «un nombre nuevo, un nuevo color de pelo, una voz nueva, otra sonrisa y una forma diferente de dejar el bolso». Pero cuando cree estar a salvo, descubre que su marido ha sido enviado a un campo de concentración.

A partir de ese descubrimiento, Izolda sólo tendrá un objetivo: encontrar a su marido. Para ello iniciará una odisea que la conducirá de un lugar a otro, de una identidad a otra: una celda de la Gestapo, acusada de espía; Auschwitz, como prisionera; Mauthausen, revelándose al fin como judía...

Rey de corazones es una novela sobre una mujer que busca a su marido en un mundo devastado, aunque también el testimonio basado en hechos reales de un viaje con el Holocausto como trasfondo y un acercamiento a la parte más dramática de la historia de Polonia contado por una de las más prestigiosas e internacionalmente reconocidas escritoras polacas (además de guionista de Kieślowski). Pero, ante todo, Rey de corazones trata sobre la pérdida, la supervivencia y la desesperación que va ligada a toda búsqueda, porque «el mundo entero podría derrumbarse, desaparecer, convertirse en cenizas, siempre que él siga con vida».


«Krall habla de hechos reales mediante el poder de la ficción».
The New York Times

«Le bastan unas cuantas palabras para crear miles de imágenes imborrables».
Boston Globe.

Hanna Krall nació en Varsovia en 1935 en el seno de una familia judía. Durante su infancia, algunos de sus familiares fueron asesinados por los nazis y ella sobrevivió permaneciendo escondida. En 1955, tras licenciarse en Periodismo, comenzó a trabajar para un periódico local y unos años después, en 1966, para la revista Polityka, aunque en 1969 se vio obligada a abandonar su puesto debido a la aparición de la Ley Marcial de Polonia.

Opinión:
¿Puede el amor sobrevivir en tiempos de terror?
Es lo que plantea Hanna Krall en este libro que conmemora a las víctimas y a los supervivientes del Holocausto.

El levantamiento del gueto de Varsovia es el preludio de la persecución de los judíos en Polonia.

Hanna Krall escribe sobre sus propios recuerdos, los recuerdos de la historia que le contaba su abuela Izolda, judía nacida en Varsovia. Pues este libro cuenta la historia de Izolda y cómo sobrevivió a la guerra en la clandestinidad gracias al amor.

Con frases cortas y directas, y una narración fuertemente estructurada Hanna Krall narra su historia en tercera persona. Su estilo peculiar y novedoso sin utilizar la narración continua induce al lector en el mismo estado de tensión que la protagonista lo que provoca una gran empatía desde el primer momento.

Violencia, hambre, frío, miedo, persecución, tortura, encarcelamiento, trabajos forzados. Hanna Krall va creando pequeñas imágenes instantáneas del apocalipsis que se está formando en esos tiempos modernos donde todo lo logrado hasta entonces parece perdido.

"Ella no piensa en el modo de ir a la muerte. No tiene intención de morir. Piensa en el gesto de su padre. Proviene del hemisferio izquierdo del cerebro, responsable del habla y del movimiento de las extremidades derechas. Lo sabe por los cursos de enfermería, pero ¿lo saben los habitantes de la zona aria? ¿Sabrán que su origen está en el funcionamiento de ese hemisferio del cerebro y no en la gesticulación judía? Haces bien en irte de aquí, afirma su padre, y la estrecha entre sus brazos. Por eso las manos de su padre están en su espalda. Por eso puede dejar de pensar en lo que dirán quienes no saben cómo funciona el cerebro."

Izolda viajará de un lugar a otro, se hará pasar por alemana, trabajará en diferentes lugares, hará todo lo necesario para sobrevivir y conseguir mercancía que intercambiar, quiere sacar a su marido del campo de concentración.

¿Podrá su amor superar el terror y el desastre que le espera?

Izolda en la búsqueda de su marido termina perdiendo a todos sus familiares, padres, hermanos, sobrinos... Los muertos están siempre presentes y por lo tanto, una vida sin preocupaciones es casi imposible. Su marido y ella ya no son lo que eran, es por eso que Izolda emigra a Israel. Entonces el lector siente como se rompe la desilusión después de alcanzar el objetivo, era encontrar a su marido.

El objeto principal de la historia es contar cómo el poder de un amor tan fuerte puede sobrevivir y ayudar en la lucha por la supervivencia en tiempos tan oscuros. Cuando parece que todo está perdido siempre queda la esperanza.

Hanna Krall describe esta biografía de su abuela de manera impresionante, sobria, fresca, y con solo unas cuantas palabras, sin crear emociones decoradas, sin autocompasión, sin sentimentalismo, sin culpa: al desnudo.

Un libro conmovedor, inquietante y perturbador al mismo tiempo, que una vez leído su recuerdo no te abandona muy fácilmente.

Me recordó mucho a "La lista de Schindler".
Valoración: 8/10

1 Comentario

Añadir comentario
  1. Kitty dijo... 3 de abril de 2012, 10:15

    Yo con estos libros lloro a mares, en el fondo me gustan, pero no puedo ir leyendo en el metro porque no se controlar la lagrimita...

    De todas manera tiene pinta de ser precioso, asi que me lo apunto.

    Un besazo.

    Responder

Publicar un comentario

Cuando escribas un comentario ten en cuenta las siguiente cosas:

-Guarda siempre respeto hacia otros comentarios.
-Comenta algo relacionado con la entrada.
-NO se admiten links a otros blogs. Todo comentario que tenga un link externo será eliminado automáticamente.
-Todo comentario que sea del tipo "Me sigues, te sigo", será automáticamente eliminado.