viernes, 13 de mayo de 2011

//

"Frío" de Laurie Halse Anderson

Título: Frío
Autora: Laurie Halse Anderson
Género: Juvenil
Editorial: Roca
Páginas: 236
Precio: 16€
Puedes comprar "Frío" aquí



Sinopsis:
No debo comer. No debo comer. No debo comer.

Esta es la frase que Lía se repite constantemente. En su vida sólo hay sitio para contar las calorías, y para hacer ejercicio cuando la han obligado a ingerir una cantidad de alimentos que ella considera excesiva. Siempre. Pero ahora su amiga Cassie, con quien llegó al terrible pacto de convertirse en la más delgada del instituto, ha muerto y la persigue en sus sueños porque se la quiere llevar con ella, no quiere estar sola al otro lado.

Lía tiene una oportunidad: puede aceptar la ayuda de aquellos que se la ofrecen, sus padres, su hermana pequeña; puede aceptar el consejo de los médicos; pero no será hasta que haya tocado fondo que pueda recobrar la ilusión por una vida que se le escapa de las manos.




Opinión de MJ:
Lo primero que me llamó la suficiente la atención como para plantearme el coger el libro para leerlo fue la portada. Esa hermosa chica tras lo que parece ser un témpano de hielo... Me parece preciosa, así de claro. Cuando lo ví en la biblioteca no sabía de qué iba, así que al leer la sinopsis me quedé un tanto descuadrada. Con todo, lo cogí para leer.

Tras haberlo leído tengo que decir que la portada no le va del todo bien al libro. Sí, hay una joven y hielo, el hielo es frío y frío es lo que siente la protagonista desde que comienza a sufrir la anorexia. Pero si lo que nos quieren hacer ver lo contraproducente que es el obsesionarse con el peso, ¿¡por qué cojones nos ponen a una joven guapísima en la portada?! No me sirve que me digan que es porque la protagonista se ve así, de eso nada, ella sigue viéndose gorda y fea, o sea, que esa representación NO puede ser ella.

La protagonista se llama Lia, está en el instituto y viene de una familia desestructuralizada. Su madre era (es) médico cirujana siempre hasta arriba de trabajo e inseparable de su busca por si se da alguna emergencia médica, y su padre es profesor e investigador histórico. Ambos se conocieron, la tuvieron por casualidad y decidieron casarse... Pronto comenzaron las discusiones eternas y el marido decidió ponerle los cuernos con la mitad de la población americana. El final del matrimonio era obvio hasta para el más tonto, el divorcio.

Tanta discusión, tanto grito, y tanto mal rollo en general no hizo bien a la hija pequeña, ya que entre todo lo que vivía en su casa, y la mala compañía que era su amiga Cassie, terminó sufriendo anorexia.

Lia no era ningún mostruito, no iba mal en los estudios, se llevaba bien con todos, no se metía en problemas, etc; pero como su única vía de escape a la situación que vivía en casa era su amiga y vecina Cassie, y ésta, tras pasar un verano en un campamento, ya vino con un máster en "cómo parecer que como pero sin comer para perder peso y viajar gracias al viento", el resto vino rodado.

Ojo, no digo que la culpa de todo lo que pasa sea de la amiga Cassie, soy de las que piensan que la culpa la tiene quien se deja influenciar por mucho problema que le rodee. Siempre digo lo mismo, no todos en la misma situación terminan igual, unos terminan bien (con mayor o menor trabajo), mientras que otros desde el principio parece que disfrutan regodeándose en la mierda cual cerdo en su pocilga.

Al igual que con la protagonista del libro "Las chicas de la tienda de mascotas", no siento pena por esta chica.








Puntuación: 6,5 / 10

4 Comentarios

Añadir comentario
  1. Sandy! dijo... 12 de mayo de 2011, 10:37

    Este libro lo vi la primera vez en la sección de novedades de El Corte Inglés, y como yo entre libros me emociono y me pongo a leer de qué tratan todos los libros, pues también leí el argumento de este... Y qué quieres que te diga, me pasó lo mismo que a ti. Me quedé con el libro en la mano y con cara de tonta pensando qué relación tendrían la portada y la historia.
    Ya desde este primer momento le cogí un poquito de manía al libro, no me gusta nada que las editoriales pongan portadas "paranormales" a todos los libros simplemente porque es lo que vende ahora.
    No he leído muchas críticas del libro, esta es una de las pocas, y este libro sigue sin motivarme. Tal vez si algún día no tengo nada interesante para leer y lo veo en la biblioteca...
    Aún así, no creo que me lo lea.

    Responder
  2. Andvari dijo... 12 de mayo de 2011, 15:00

    No sé si llegaré a leer este libro. He leído opiniones muy diversas y normalmente tocan los dos extremos: o lo dejan por los aires con un 10 o le dan un 5 raspadillo.
    Yo no sé si me gustará o no, pero hay otro libro de la autora que se encuentra en mi TOP5 (Cuando los árboles hablen♥), así que... Ya leerás mi opinión en mi blog si me decido a leer "Frío" :)

    Responder
  3. MJ dijo... 12 de mayo de 2011, 17:01

    @Sandy!: El problema de la portada es ese, que parece que va a ser de fantasía cuando de eso nada. No entiendo que lo hagan de esa manera...


    @Andvari: 0_0 Que sepas que acabo de sacar ese libro de la biblioteca. NO ES COÑA

    Responder
  4. Babel dijo... 12 de mayo de 2011, 18:18

    A mí tb me atrajo la portada, puramente fantasiosa. El título llama la atención, pero a mí nunca me han gustado los libros de enfermedades, sean físicas o psicológicas. Si a eso le añades el hecho de que yo devoro la comida como si fuera mi oración en el templo... XD
    Un besote.

    Responder

Publicar un comentario

Cuando escribas un comentario ten en cuenta las siguiente cosas:

-Guarda siempre respeto hacia otros comentarios.
-Comenta algo relacionado con la entrada.
-NO se admiten links a otros blogs. Todo comentario que tenga un link externo será eliminado automáticamente.
-Todo comentario que sea del tipo "Me sigues, te sigo", será automáticamente eliminado.