lunes, 25 de abril de 2011

//

"Damon: El retorno" de L. J. Smith

Título: Damon. El retorno (Crónicas Vampíricas 5)
Autora: L. J. Smith
Género: Juvenil, Fantástico, Romántico
Editorial: Destino
Páginas: 512
Precio: 16,95€
Puedes comprar el libro "Damon: El retorno" aquí



Sinopsis:
Cuando Elena se sacrifica para salvar a Stefan y Damon, los dos hermanos vampiros que la aman, sella su destino con el más allá; pero una poderosa fuerza sobrenatural la hace regresar. Sin embargo, un poder oscuro se adentra en el pueblo y Damon se convierte ahora en presa de una criatura malévola capaz de poseerle y cuyo objetivo es matar a Elena.




Opinión de MJ:
Lo sé, dije que sería el último libro que me leería de todos los que tengo de la biblioteca, pero tras ver el capítulo "El último baile" me entró el mono y tuve que empezar con la novela. Ese bailecito de Damon con Bonnie me animó para empezar con la saga Damon, que en teoría, además de servir para lo que todas sabemos, que Elena decida de una vez por todas (¿pero de verdad a alguien le queda alguna duda de cómo va acabar? Por favor...), según se comenta, y además creo que puede ser así, se juntará a Damon con Bonnie. Teniendo en cuenta que Damon es mi personaje favorito y que Bonnie me encanta (en la serie de tv), tampoco tuve que pensármelo mucho a la hora de empezar a leer el libro.

El libro empieza justamente una semana después de los acontecimientos finales del libro anterior. Elena regresa del mundo de los espírutos en carne y hueso. Durante esos 7 días ha estado con Stefan aprendiendo a hablar, a reconocer objetos, a intentar no salir volando o despedida hacia el infinito, etc. Por lo visto volvió su cuerpo pero su mente y su "capacidad adulta" se quedó atrás. ¡Pero no hay problema! Estamos hablando de la super-mega-Elena, de la perfecta Elena, de la estupenda-de-la-muerte Elena, de la inteligente Elena, de la valiente Elena, de la bondadosa Elena, de la deseada Elena... Y así podría seguir a la extenuación, ¿a nadie le cansa tanta chorrada? Prefiero a la Elena de la tv que a la del libro, es algo más humana, cosa que la del libro no es y no solo por su perfección, sino porque ya ni la autora sabe qué coño es Elena. Murió como humana, murió como vampira y también como espíritu... ¿¡Alguien me puede explicar cómo cojones alguien muere como espíritu?! Lo mejor es que se reencarna como una especie de ángel. Lo siento pero aquí tuve que descojonarme y flagelarme, ¡igual que vosotras insensatas mundanas de pacotilla! ¿En qué si no se iba a reencarnar la estupenda Elena si no en un perfecto ángel? Hombre, por dios, la duda ofende.

En fin, eso, que Elena sigue tan diva como siempre, tan cansinamente pegada al sosainas de Stefan, el cual, (he aquí un gran punto a favor de la novela) desaparece (sí, soy mala), y empiezan los problemas para los humanos. Elena tan destrozadísima como solo ella puede estarlo, pero Elena es la más valiente, luchará y se aliará con sus amigos y Damon para buscar a su novio desaparecido. Esta búsqueda no será fácil y no solo por los típicos problemas de cooperación, sino porque 2 demonios entrarán en acción y dificultarán los planes de esta gente todo lo que puedan.

Aquí tenemos una de las cosas que creo que las ha metido para alargar la serie. Ya ha hablado mucho de vampiros, hombres lobo y brujas, y como la cosa ya no daba más de sí, pues ala, se mete en la coctelera a un par de demonios japoneses (por lo visto los nacionales no la satisfacían), la cosa rara que es Elena, y reza para que el batido guste y pueda escribir y vender más libros. Y sí, puede y lo hace, más que nada porque este libro es tan introductorio que no logran rescatar a Stefan y los demonios se escapan (vuelven al final para joder, sí o sí, eso lo tengo claro). Y no, no he spoileado a nadie, en la sinopsis del siguiente libro aparece todo esto clarito.

Uno de los problemas del libro, sin contar lo que ya he dicho de que meta a más seres fantásticos porque le de la gana sin venir a cuento, es que aún siendo la saga de Damon, éste aparece poquísimo en la primera mitad del libro, y algo más en la segunda (pero sigue siendo muy poco)... En el libro solo salen Elena y sus amigos, punto. Vamos a ver, si dices que esta saga es de X personaje, ¿¡cómo coño puedes escribir tan poco de él?! Lo que hace realmente decepcionante a este libro es eso. La gente que coge el libro lo hace con la intención o con la idea de que va a leer un libro centrado en Damon porque para eso es su puñetera saga, pero no señoras y señores, todo sigue siendo igual, la protagonista sigue siendo la fabulosa Elena chupando el 90 y tantos por cierto de las líneas de la novela, y por el final del libro me da que seguirá así. La palabra "decepcionante" se queda corta.

Y encima, para terminar de matar a los lectores en vez de contentarlos (¿esta mujer se confundió a la hora de saber qué sensación tiene que dejar en los lectores?), va y nos cambia a nuestro Damon. El personaje de Damon es retorcido, altivo, cínico, un tanto impresentable, extremista, con un grado peligroso de psicópata, etc., pero todas sabemos que también tiene su corazoncito, ¿no? Pues bien, no es que aquí se le vea el corazoncito, es que la autora además ha gastado tanta azúcar en los momentos tiernos de Damon con Elena que terminas con la azúcar por las nubes y preguntándote si ese personaje de verdad es Damon consciente de lo que dice y hace, o sigue poseído esta vez por Cupido o alguno por el estilo. Esas cosas tan sensibleras saliendo de su boca me sacaron del libro, que sea bueno, cariño y demás, lo secundo, quiero escenas así tanto en el libro como en la serie, pero tan tan tan tan rosa llega a cegar.

Luego ya estarían el resto de personajes, Meredith (es una pena que los guionistas se la zampasen a la hora de sacarla en la serie de televisión), Matt, la mala malísima de Caroline (toma cambiazo del papel a la pantalla), y Bonnie (también sufre una mutación extraña de las líneas del libro a las del guión).

Bonnie, Bonnie, Bonnie... Ya he dicho que todo esto me parece un estiramiento de una historia que no da para más, de ahí que meta más elementos fantásticos, pero también pienso que lo hace para contentar en parte a las lectores y no dejar a Damon solito y volviendo al baño de sangre en el que vivía antes. ¿Por qué?

Todas sabemos con quien acabará la prota, negarlo es tontería. Creo que lo hace para juntar a Damon con Bonnie, éste se fija bastante en la chica en este libro. Al menos el acercamiento ya se ha dado, pero claro, eso daría para uno o dos libros, y como la autora quería más, pues mete por medio que Damon y Elena se tienen que pirar juntos para salvar a Stefan, y encima, parece que puede haber algo entre el protector Matt y la chica. Eso sin olvidarnos de que meterá leña al fuego entre Damon-Elena porque ahora estarán más unidos que siempre para salvar al hermanito, y ya se sabe que el roce hace el cariño, o al menos un roce mayor. Si de verdad el grupo se separa, ya me dirán cómo va a avanzar la historia Damon-Bonnie si los implicados no se ven. ¡Qué ganas de liar la historia tontamente!

Para hacer un pequeño resumen, tendríamos 2 triángulos amorosos entrelazados. Una parte sería Damon-Stefan-Elena (porque Matt se rindió ya), y al mismo tiempo, parece ser, ya veremos si es así, Damon-Matt-Bonnie. Pero las líneas de este último triángulo están un poco difusas, la verdad es que no me imagino a Damon haciendo gilipolleces por celos, y menos si el otro chico es Matt, con lo mal que le cae directamente le arrancaría la cabeza. No sé, es una sensación que tengo, ya veremos.

Resumiendo, aunque he ido a la yugular en esta reseña, entre otras cosas porque el libro se lo merece, no está mal del todo, sigue en la misma línea que los otros, lo cual cansa en algunos momentos. Además es imperdonable que escribas la saga de Damon sin Damon en la mayoría de sus páginas. Sencilla y llanamente es un sacrilegio y no porque lo haga con el personaje que me gusta, es que no es lógico.

Por cierto, hay algunas erratas por ahí que ejem, ejem ¬¬ Cambiar el género en mitad de una frase repetidas veces en una misma conversación... Tod@s sabemos que las editoriales quieren explotar este boom y sacar lo más rápido posible, pero cuidadín con esas faltas de ortografía.

Nota: Sigo prefiriendo a los personajes y sucesos de la serie de televisión.




Puntuación: 5/10

3 Comentarios

Añadir comentario
  1. SaMtRoNiKa dijo... 25 de abril de 2011, 21:49

    no me lo he terminado de leer por pereza (el libro) jeje a mi también me gusta mucho más la serie de televisión, la paranoia de Elena ya cansa, cuando leí lo de que había vuelto como ángel, que volaba pero que era como un bebe... ?¿?¿ OoO?! bueno, sé que opinas igual jeje en fin como tu dices el protagonista debería ser Damon, que por algo es su trilogia!

    saludos! :)

    Responder
  2. MJ dijo... 26 de abril de 2011, 13:15

    Eso sí, cómo que una saga de Damon sin Damon? Qué se fumó la autora?

    Responder
  3. maryn dijo... 26 de abril de 2011, 23:26

    Soy una fiel seguidora de la saga me enamore desde "Despertar" y así seguí comprando los libros hasta el 4 con tanto amor pero cuando me entere que iba haber continuación y que se iba a centrar en mi personaje favorito me ilusione bastante pero desde el momento que leí Damon El Retorno me desilusione un poco pero me consolé que el siguiente iba hacer mejor lástima que lo leí en la web (incertidumbre me mataba) ahí es cuando murió mi amor por la saga aunque lo compre el sexto pero lo hice por querer mucho a la saga mas por que por su trama, bay.

    Responder

Publicar un comentario

Cuando escribas un comentario ten en cuenta las siguiente cosas:

-Guarda siempre respeto hacia otros comentarios.
-Comenta algo relacionado con la entrada.
-NO se admiten links a otros blogs. Todo comentario que tenga un link externo será eliminado automáticamente.
-Todo comentario que sea del tipo "Me sigues, te sigo", será automáticamente eliminado.