miércoles, 30 de marzo de 2011

//

"El mar y veneno" de Shusaku Endo

Título: El mar y veneno
Autor: Shusaku Endo
Editorial: Ático de los Libros
Género: Contemporáneo
Páginas: 200
Precio: 18,50€
Puedes comprar el libro El mar y veneno aquí



Sinopsis:
En un hospital japonés desmoralizado por los bombardeos constantes de los Aliados, un interno, el doctor Suguro, es cooptado por un ambicioso cirujano para participar en una serie de experimentos médicos que culminan en la vivisección de un prisionero estadounidense capturado. Estos experimentos tienen como fin determinar cuanto se puede cortar de un pulmón antes de que el paciente muera o cuanta solución salina se le puede inyectar en la sangre sin matarlo. Este conocimiento debería servir para mejorar el tratamiento de la tuberculosis que arrasa el país. Pero el verdadero motivo de aquellos experimentos se halla en la brutalidad de los militares, la rivalidad entre los jefes de departamento del hospital y la atmósfera de nihilismo que reina en Japón ante la casi segura derrota ante los Aliados. Suguro se siente humillado por su propia pasividad. Paralizado por su conciencia hasta el punto en que resulta incapaz de operar en el quirófano, se siente un miserable.

La acción de la novela empieza muchos años más tarde, cuando el narrador visita la destartalada consulta que el doctor Suguro tiene en las afueras de Tokio. A pesar del tiempo transcurrido, Suguro no ha superado aquel trauma. En el pequeño pueblecito donde se ha refugiado para olvidar aquel horror, cada día contempla un maniquí en la tienda de ropa, su rostro blanquecino y su sonrisa de cera.

«El mar y veneno nos dice que quienes consienten un crimen son tan culpables como los que lo cometen.»
Time Magazine



Opinión de MJ:
La historia de "El mar y veneno" transcurre durante la II Guerra Mundial, teniendo como escenario el Japón de ese momento, sus gentes, sus costumbres, ideales, y sobre todo, los médicos de cierto hospital de Fukuoka, que lejos de hacer solamente su trabajo (cuidar e intentar curar a los enfermos), también tuvieron tiempo, sangre fría y los justos escrúpulos para torturar hasta la muerte a los prisioneros americanos mediante las vivisecciones.

¿Qué son las vivisecciones? "Disección de un animal vivo para comprender su fisionomía". El problema con el que nos encontramos es que no se diseccionaron a animales (que ya de por sí me parece mal), sino a personas que ni se imaginaban que vivirían aquello. Tened en cuenta que lo narrado en el libro está basado en hechos reales.

Leyendo la sinopsis puede parecer que nos encontramos ante un libro con al menos, unos cuantos pasajes macabros donde se nos relatará con mayor o menor detalle esas vivisecciones de soldados americanos, pero no, no es el caso. Es más, esa vivencia, porque solo aparece una, se dará muy tarde en la novela, a escasas 50 páginas del final.

Esto es así porque el libro hace incapié en el pasado de los personajes, su entorno, sus vivencias, y todo aquello vivido que después les hicieron aceptar el ser partícipes de esas vivisecciones. No habrá escenas macrabas, ni gritos por parte de la víctima ni nada por el estilo. Solo (que no es poco) los pensamientos y sentimientos de los implicados en los asesinatos.

Acabo de poner el término "asesinatos" y no lo he puesto porque me haya dado por ahí. Es la misma palabra que utilizan la mayoría de los doctores para describir lo que hacen, porque aunque los resultados puedan (o no) utilizarse para la medicina, simplemente se hacen para provocar dolor y divertir a un grupo de estúpidos (por no utilizar otra palabra) militares y su odio engendrado hacia el occidental, y en concreto, hacia los estadounidenses. Sin olvidarnos que los doctores jefe también tienen sus razones de promoción interna para llevar a cabo dichas atrocidades.

En la sinopsis hay una parte donde nos pone que gracias a eso se avanzó en la cura de la tuberculosis, dejadme que lo ponga en duda. No soy médico, no estoy estudiando medicina ni nada relacionado con ello, pero si de verdad era tan urgente el encontrar una cura, el hacer las vivisecciones y estaban rodeados de enfermos de dicha enfermedad, ¿por qué no hicieron esas "operaciones" a esos enfermos? La respuesta es clara, porque eran japoneses, eran de "los suyos".

Si las vivisecciones hubiesen sido realmente tan necesarias y vitales para determinar la cura de la enfermedad, si de verdad hubiese sido así, la lógica dice que da igual a quien se le haga esa operación, a mal de uno bien de muchos, y si la mitad de allí estaban sentenciados a muerte y encima solos en el mundo, sin nadie que se preocupase por ellos... ¿No hubiese sido mucho más sencillo, fácil y sin problemas de futuros familiares preguntones, el viviseccionar a los que estaban allí?

Que nadie me malinterprete. Nadie se merece algo así, pero con esa explicación quiero haceros ver que aunque era mucho más seguro el experimentar con los pacientes del hospital, se decantaron con los soldados presos. Eso debería hacernos preguntarnos la causa, y ésta es que ni avance médico ni narices en vinagre, fue por el odio de los militares japoneses y las ansias de promoción por parte de los médicos jefe. Punto.

Volviendo a los personajes, sus vivencias y demás, que es lo importante del libro, la novela no recorre una linea temporal lineal, pero tampoco está llena de saltos en el tiempo. Para que se entienda, diré que el principio sería el presente y el que da pie a la narración del pasado, cuando se dieron las vivisecciones. Durante la lectura de ese pasado de vez en cuando nos veremos transportados todavía más al pasado, pero solo se da un par de veces para mostrarnos la juventud de esos doctores y así entenderles más.

El principio dura lo justo y necesario para presentarnos al personaje principal, el doctor Suguro. Le conocemos en una zona alejada, en la periferia de Tokyo. Su casa, donde recibe a sus pacientes, parece dejada y siempre está oscura, teniendo el mismo olor de desinfección que los hospitales. Es muy callado, muy reservado, solo habla para obtener la información necesaria del paciente, da el tratamiento y vuelve a su trabajo. Es un personaje bastante raro.

En el momento en el que el paciente de neumotórax, el que aparece primero en la novela, por casualidades del destino llega a conocer el pasado del doctor, la narración se centra en el pasado del personaje y así vamos conociéndole mejor, por qué se hizo médico, su forma de ser, qué le cambió, etc.

Después ya vendrá el "viaje al pasado", el conocer a muchos más personajes, sus vivencias y al final, la vivisección.


¿Qué se puede sacar de la lectura?

-El odio de los japoneses a los chinos, a los cuales tratan como esclavos, les dan palizas, etc. Lo peor de todo es que ese odio sigue vigente, doy fe de ello.

-Las penurias por las que pasaron los japoneses (en realidad todos los implicados en la guerra, pero como la historia transcurre en Japón...) La pobreza extrema de la población que tuvo que comenzar a comerse incluso a los animales domésticos.

-La alta mortalidad en los hospitales desbordados por la cantidad de desnutridos, heridos durante los bombardeos, y pacientes con enfermedades diversas que se propagaron por la guerra, la desnutrición y la pobre vida que llevaron.

-Las técnicas tan medievales que utilizaban en los quirófanos. Operaban con el suelo empapado en agua para que la sangre se disolviese en ella, y fuese más fácil limpiarla y tirarla por el desagüe de la sala de operaciones.

-Hay más detalles, pero quien quiera saberlos que se lea el libro, no es cuestión de hacer una entrada interminable.


Resumiendo, ¿recomiendo el libro? Antes de recomendarlo, y por si no lo he dejado claro a lo largo de la reseña, el libro no trata de las vivisecciones, sino de la época de la II Guerra Mundial en Japón, de cómo vivieron, cómo pensaban, y cómo se enfrentaron a las vivisecciones. Nada de descripciones morbosas. Pensaba que me iba a encontrar con un libro donde en alguna parte se iban a narrar esos experimentos (las vivisecciones), pero no ha sido así. El autor se limita a describir los sentimientos y pensamientos de los personajes, pero ¿cómo meterse en su pellejo si no te cuentan mínimamente esa vivencia tan traumática que te ponen en la sinopsis? ¿Cómo "entender" mínimamente al personaje que cuenta sus sentimientos si solo hay una vivisección no contada del todo y bastante por encima? Es un poco difícil.

Con todo, el libro es muy entretenido y curioso. Si ya vais con la idea de lo que os vais a encontrar (nada de narraciones traumáticas), el libro no os defraudará y más de uno quedará prendado por los matices de la sociedad japonesa de la época, de su mentalidad, su forma de ver la vida, la guerra, las relaciones, etc. Es un libro muy bueno para saber un poquito más de esa cultura, por eso me ha gustado.




Puntuación: 7 / 10

2 Comentarios

Añadir comentario
  1. Liz dijo... 30 de marzo de 2011, 13:21

    Pues me encantaria leerlo, aunque sea un pco crudo :D

    Responder
  2. MJ dijo... 30 de marzo de 2011, 14:55

    Tranquila, no es un libro crudo. Su mayor parte es realista por el tema de la pobre asistencia médica que podían dar, en las 50 últimas páginas es cuando se puede volver algo crudo, pero muy poco.

    Responder

Publicar un comentario

Cuando escribas un comentario ten en cuenta las siguiente cosas:

-Guarda siempre respeto hacia otros comentarios.
-Comenta algo relacionado con la entrada.
-NO se admiten links a otros blogs. Todo comentario que tenga un link externo será eliminado automáticamente.
-Todo comentario que sea del tipo "Me sigues, te sigo", será automáticamente eliminado.