lunes, 13 de diciembre de 2010

//

"La historia más triste del mundo" de Francisco Castillo Martos

Título: La historia más triste del mundo
Autor: Francisco Castillo Martos
Editorial: Odisea
Género: Homoerótica
Páginas: 207
Precio: 19,95€


Sinopsis:
Para amar, hay que hacerlo con pasión; por eso las historias más tristes del mundo son las historias de desamor. Y así es "la historia más triste del mundo".

El abandono de Jesús deja sumido a Pau en el caos más absoluto. Exhausto y perdido, Pau deambula por las calles de un Madrid desconocido en busca de un calor ficticio que le cure las heridas. Sin más lágre derramar, Pau se topa una noche con Rosi "La Roja", que, sin querer, lo rescatará de su cautiverio.


Opinión de MJ:
Volvemos con otro libro del género homoerótico, pero esta vez el autor es un chico y no una chica, para cambiar un poco. Este libro, aunque mucha gente pueda pensar lo contrario (por la sinopsis y la portada), solamente trata de los sentimientos, sentimientos universales, de tristeza, impotencia, abandono y desilusión que quedan tras una ruptura no deseada.

Para tod@s aquell@s que penséis que por ser del género homoerótico, solo os vais a encontrar con escenas picantes y poco más, os equivocáis de cabo a rabo. Es el libro idóneo, y lo digo de verdad, para iniciarse en este género. ¿Por qué? Porque el libro comienza con la ruptura, con "lo siento, tenemos que separarnos", y el resto del libro es una oda a los arrolladores sentimientos de tristeza del protagonista. En la novela se habla de sentimientos, nada más. Y los sentimientos son los mismos hablemos del tipo de pareja que hablemos.

Eso es lo que me ha encantado del libro. Aún sin haber sido el primer libro de este género que leo, ha sido el primero en el que durante toda la obra se habla solo de sentimientos, de la tristeza, del odio, de la separación, de la lucha por salir de ahí, etc. Ha sido un gran descubrimiento.

Pau (el protagonista,) tras la ruptura, incluso pensará en el suicidio como salida, pero por gracia del destino, alguien le robará la cartera y así comenzará una nueva etapa que le salvará. Conocerá los barrios bajos, a travestis, prostitutas, borrachos, bares de mala muerte... Vamos, lo que siempre nos dicen que debemos evitar. Pero en contra de lo que podría pensar Pau, gracias a esa gente podrá ir, poco a poco, levantando la cabeza y comenzar a salir del profundo pozo donde su expareja le arrojó.

Esa gente que le ayuda a salir es de lo más variopinta. Tenemos a travestis y prostitutas por doquier que parecen no tener preocupación ninguna aparte de acostarse con el primero que les pase por delante, pero poco a poco se verá que la realidad es muy diferente, y que las apariencias engañan. Eso es lo que sorprenderá al protagonista y lo que hará que vaya confiando en sus nuevas amistades, para sin darse cuenta, ir saliendo de su melancolía.

Todo el libro está impregnado de una sensibilidad muy especial que no tarda nada en llegar al lector. Entre esos sentimientos de desamparo, la situación tan bien plasmada, y una narración ligera y fluída, el libro engancha y se acaba en muy poco tiempo (he tardado un día en terminarlo).

En resumidas cuentas, es un libro altamente recomendable por la historia tan bonita y tierna (a veces triste) que nos cuenta. Much@s nos veremos reflejad@s en sus líneas, en sus escenas, en su forma de pensar y actuar; y por eso mismo la novela tiene un encanto especial, parece que es muy simple y que puede no decir gran cosa, pero en realidad lo dice todo y bien alto.

Eso sí, aviso, ¡cuidado con el relato final! Me ha dejado un mal cuerpo increíble, no me lo esperaba, es de lo más triste y descorazonador.


Puntuación: 9,5/10

0 Comentarios

Añadir comentario

    Publicar un comentario

    Cuando escribas un comentario ten en cuenta las siguiente cosas:

    -Guarda siempre respeto hacia otros comentarios.
    -Comenta algo relacionado con la entrada.
    -NO se admiten links a otros blogs. Todo comentario que tenga un link externo será eliminado automáticamente.
    -Todo comentario que sea del tipo "Me sigues, te sigo", será automáticamente eliminado.