martes, 20 de noviembre de 2012

//

"Sé lo que estás pensando" de John Verdon

Título: Sé lo que estás pensando
Autor: John Verdon
Género: Negra
Editorial: Roca
Páginas: 432
Precio: 20€ (9'95€ en formato bolsillo)


Sinopsis:
Un hombre recibe una carta que le urge a pensar en un número, cualquiera. Cuando abre el pequeño sobre que acompaña al texto, siguiendo las instrucciones que figuran en la propia carta, se da cuenta de que el número allí escrito es exactamente en el que había pensado.

David Gurney, un policía que después de 25 años de servicio se ha retirado al norte del Estado de Nueva York con su esposa, se verá involucrado en el caso cuando un conocido, el que ha recibido la carta, le pide ayuda para encontrar a su autor con urgencia. Pero lo que en principio parecía poco más que un chantaje se ha acabado convirtiendo en un caso de asesinato que además guarda relación con otros sucedidos en el pasado.

Gurney deberá desentrañar el misterio de cómo este criminal parece capaz de leer la mente de sus víctimas en primer lugar, para poder llegar a establecer el patrón que le permita atraparlo.



Opinión de MJ:
Después de siglo y medio esperando tener este libro en mis manos por pintar tan bien y ver que la editorial no hacía más que sacar ediciones cada dos por tres, he visto que no es para tanto, o al menos no para mí. 

No me extenderé mucho explicando de qué va porque seguro que todo el mundo ya lo sabe, pero bueno, diremos que trata de un investigador policial muy reconocido que ya está jubilado pero que se ve atrapado en una investigación porque un antiguo conocido suyo está siendo amenazado. Lo que al principio puede parecer una tontería poco a poco se torna en algo serio, las notas intrigantes pasan a ser amenazantes y al final se da el asesinato; pero lejos de acabar ahí, el asesino sigue matando. Deben detenerle.

Hasta ahí, perfecto, el problema es que el autor se toma una vida (lo que viene a ser unas casi doscientas páginas) en hacer la lectura amena, intrigante, en enganchar al lector y darle sentido a todo lo que ocurre; y lo siento mucho pero doscientas páginas son muchas páginas.

El libro tiene 432 páginas que bien podrían haber sido bastante menos si John Verdon no se creyese un paisajista y nos relatase a cada paso, a cada kilómetro en coche, y a cada vistazo por la ventana lo que su protagonista ve. Si no es relevante, no metas largas descripciones. ¿Qué me importa a mí lo diferente que se ve el paisaje circundante a su casa a distintas horas del día si no es importante para la trama? Al principio no está mal, pero lo hace tantísimas veces que termina cansando y aburriendo.

La lectura es pesada y aburrida en un principio por esto, y si el libro empieza así, mal, muy mal.

Cuando por fin ya se reúnen para juntar todas las pistas, elaborar hipóstesis y dividir el trabajo para investigar como dios manda, la lectura ya se hace muchísimo más amena. Esta parte la devoré, me gustó mucho. A partir de la página doscientos ya sí estamos ante una novela policíaca con sus pruebas, la investigación, las mil hipótesis que van cambiando y siendo aceptadas o rechazadas a cada capítulo por nuevas pistas... Por fin el autor nos engancha aunque sigue con sus descripciones que no sirven para absolutamente nada.

Y así llegamos a un final agridulce. ¿Por qué agridulce? Porque el autor nos da una una explicación sobre cómo empezaron estos asesinatos que como mínimo roza lo absurdo. No me gustó nada. Cómo se llevó a cabo, los engaños, lo inteligente que era el asesino y todo lo demás sí, pero la explicación de cómo se dio ese primer contacto entre asesino-víctimas es penosa y nada satisfactoria. De ahí que te quedes con esa sensación extraña, te gusta cómo se desarrolla el final pero parte de la explicación no termina de cuadrarte.

Los problemas de esta novela son tres y ya he comentado dos. Uno sería ese final, otro que tarda la friolera de doscientas páginas en arrancar, pero a todo eso se le suma un protagonista que en teoría es el más inteligente pero al que en realidad su mujer gana por goleada. De verdad, que aquellas personas que hayan leído el libro hagan memoria: Todas esas veces que relaciona cosas cuando le pasa algo a él (la llamada por las cartas en el buzón, la relación entre el pez y el lugar y cosas así...) ¿Por qué las hace? ¡Porque su mujer se las dice como si esas relaciones fuesen obvias! Si la investigadora hubiese sido ella en menos de trescientas páginas coge al asesino, evita un par de muertes, pone a su marido en su sitio y le da tiempo a tomarse un baño con burbujas. Increíble esa mujer...

En resumen, el libro no me parece tan bueno como para que tenga tantas ediciones a su espalda, creo que fue más el boom o el boca a boca que otra cosa, de verdad que no lo encuentro tan bueno como para ello. A día de hoy y si tengo que elegir, John Verdon se queda en las estanterías de las librerías y me quedo con los libros de Sebastian Fitzek.

¿Recomendable? A ver, malo no es, pero sí tarda muchísimo en enganchar al lector y luego la explicación final te deja un poquito fría. Si alguien tiene curiosidad lo mejor es que lo intente y decida por sí mismo.




 Puntuación

5 Comentarios

Añadir comentario
  1. Nickrar dijo... 20 de noviembre de 2012, 16:25

    La verdad es que este me entretuvo pero no me pareció ninguna maravilla... sin embargo, el segundo me pareció una novela más elaborada y me dejó muy buen sabor de boca, y lo mismo puedo decir con la tercera.

    ¡Saludos! :D

    Responder
  2. Lesincele dijo... 20 de noviembre de 2012, 18:43

    Lo del final no me hizo demasiada gracia...pero vaya, lo tengo en casa esperando a ser leído...así que...con que sea entretenido me vale jeje
    Un beso!

    Responder
  3. Cris dijo... 21 de noviembre de 2012, 11:26

    Totalmente de acuerdo contigo. Le tenía muchas ganas y me pareció muy flojo, además no sé si a ti también te pasó pero para mí fue todo muy prevesible. No sé si me haré con el segundo o no, la verdad.

    Responder
  4. MJ dijo... 21 de noviembre de 2012, 12:41

    @Nickrar: Me han dicho de todo. Desde que el segundo es igual a que es mejor, ya veremos.

    @Lesincele: Ya verás lo del final, ya verás...

    @Cris: Es verdad! Quiero ponerme en contacto con la CIA para que me contraten. ¿De verdad era tan difícil deducir lo de las botas, el buzón, el pescado y todo eso? Era de cajón. Pero lo de el método de las cartas ni me lo imaginaba, la verdad, me pareció cutrísimo.

    Responder
  5. Lady Boheme dijo... 22 de noviembre de 2012, 19:48

    A mí me aburrió bastante, pero tengo un problema con el género, así que mi opinión no es 100% recomendable... xDDD

    ¡Besos!

    Responder

Publicar un comentario en la entrada

Cuando escribas un comentario ten en cuenta las siguiente cosas:

-Guarda siempre respeto hacia otros comentarios.
-Comenta algo relacionado con la entrada.
-NO se admiten links a otros blogs. Todo comentario que tenga un link externo será eliminado automáticamente.
-Todo comentario que sea del tipo "Me sigues, te sigo", será automáticamente eliminado.