lunes, 15 de octubre de 2012

//

Reseñando libros de trolls españoles

Antes de empezar a criticar, porque sí, las cosas las llamo por su nombre y aquí criticaré, dejo algo muy claro: No todos los autores españoles son así, pero como siempre pasa, hay unos cuantos (la minoría) que dan tanto por culo que terminan haciéndose notar muchísimo más que el resto de autores que capean lo que leen por internet lo mejor que pueden. A esos pocos con aires de grandeza, incapaces de soportar una crítica constructiva a su obra y aburridos con demasiado tiempo libre para estar frente al pc, he aquí esta entrada. 

Tal vez sea casualidad o que he estado más pendiente de las redes sociales, pero el caso es que me he dado cuenta de que últimamente se reseñan muchos libros de autores españoles, ya hayan tenido la suerte de ver su obra publicada en alguna editorial o se hayan lanzado al mundo de la autoedición. Estupendo, que un libro no sea publicado por una editorial no quiere decir que no merezca la pena, muchos agentes literarios han dicho que más de una vez han rechazado una obra que luego fue seleccionada por otro agente o por alguna editorial y resultó ser un bestseller. Ya se sabe que errar es de humanos y que la selección hoy por hoy la hacen personas que bien se pueden equivocar. 

Pues bien, indistintamente de cómo lo hayan publicado, los libros se reseñan porque ellos lo piden, porque algún blog está interesado y pregunta por algún ejemplar o porque compramos el libro. Hasta aquí en principio perfecto, y pongo 'en principio' porque esta entrada no va sobre lo que hay detrás de la acción de pedir libros a mansalva de algunos blogs.

Ahora llega el momento de la lectura y decir si nos ha gustado o no. Si nos gusta y lo ponemos por las nubes, somos unas bloggeras cojonudas que injustamente somos poco conocidas aún con lo que sabemos, y nos convertimos en las mejores amigas de esos autores, tan íntimos llegamos a ser que ni las huestes del infierno podrán separarnos jamás; ahora, como no nos haya gustado el libro y lo digamos claramente, ¡preparaos insensatas! Os encontraréis con la II Guerra Mundial concentrada en los comentarios de vuestra entrada. Eso sí, una guerra iniciada por anónimos que por culpa de vete tú a saber quien, llegan a tu blog ipso facto para leer, ni más de horrorizados, que se ha dicho que ese libro que supuestamente tanto les gustó, no ha gustado. ¿Cómo reaccionan? Poniendo de vuelta y media tu trabajo con esa lectura, con todo tu blog, y a ti... cuando tú jamás has dicho nada en lo referente al autor.

Por favor, bloggers, haced la prueba. Leed un libro de un autor español, tened la mala suerte que no os guste, decidlo en una entrada y mandad un email con el link directo a dicha entrada al autor de turno. A partir de este momento pueden suceder tres cosas: Primera, que el autor lea la entrada, le jorobe lo que lea pero lo asuma y como mucho te pida por email una opinión más extensa para aprender (me ha pasado); que le jorobe y cuente con algún amigo un tanto excitable que te comente exaltado pero que luego la autora lo calme tanto por privado como públicamente en la misma entrada (eso yo lo he visto); o lo peor, que el autor sea un troll y no solo te ponga de vuelta y media en el email de contestación, sino que además publique pestes sobre ti en su blog/FB/twitter/lo-que-sea, te comente como anónimo y anime a sus amigotes trolls para seguir su ejemplo (esto es de sobra conocido).

Mi problema y el de l@s bloggers es ese tercer caso, el de los trolls. Está claro que siempre hay maneras y  maneras de decir 'esto no me ha gustado', puedes decirlo tal cual explicando en todo momento por qué, o puedes ser tan troll como esos autores y decir que es una mierda y que no sirve ni como yesca. Aquell@s que me lean saben que soy muy directa y lo pongo todo tal cual lo pienso sin llegar a tirar por el suelo el trabajo del autor.

¿Digo que no me ha gustado? Claro que sí. ¿Pongo qué no me ha gustado? Por supuesto. ¿Explico por qué no me ha gustado? Faltaría más. Y por lo visto aquí está el problema.

Los autores españoles (trolls) no quieren leer ni una reseña levemente negativa sobre su obra y eso no me parece bien. He leído en varios blogs que han escrito sobre este tema que una solución sería que el autor de turno dijese en su momento 'te mando el libro pero si la opinión es negativa, por favor no publiques reseña alguna'. Que nadie se me enfade pero no. Obviamente es una solución pacífica tanto si el autor es un troll como si no lo es, pero también hay que comprender que si leo tu libro (como cualquier otro), gasto de mi tiempo, y si aún no gustándome desde el principio sigo leyéndolo y aguantando mis ganas de dejarlo de lado para coger otro que seguramente me guste más... Lo siento pero merezco escribir una opinión no solo por haberlo leído, sino por haberlo terminado aún no queriendo terminarlo porque no me gustaba. El esfuerzo ha sido doble.

¿Lo mejor? Saber a quién narices estás mandando tu libro. Si esto lo haces con las editoriales, hazlo también con los blogs. Si a una editorial que solo publica libros históricos no le mandas tu libro de vampiros, ¿por qué mandas tu libro a un blog que no tiene ni una reseña de un libro que se parezca al tuyo? ¿Por qué lo mandas sin haber pactado antes (siempre y cuando ambas partes quieran) que si la opinión es negativa por favor no lo reseñe?

Seguro que hay blogger@s que te dirán que sí, que si no les gusta pues no comentan nada; ahora, aprovecho la entrada para decirlo, no es mi caso. Si no me gusta y me cuesta horrores acabarlo y encima no podré decir ni mu, ni lo acabaré, lo abandonaré; si al autor no le importa mandar un libro que puede acabar cogiendo polvo porque sea incapaz de acabarlo, adelante, pero si quiere que me lo lea de cabo a rabo aún cuando no me gusta, mejor que lo mande a otro blog que se ajuste más a lo que busca y quiere.

Volviendo a lo comentado un poquito más arriba, si publico una opinión negativa de tu libro, ni merezco la muerte ni soy más tonta que el de al lado. Para gustos, colores. Tal vez a mí no me guste y al resto de la humanidad sí. Es más, siempre y cuando no destroce la obra, a sus personajes y cosas así, mi opinión es tan válida como la de cualquier otro.

Hay que saber diferenciar entre una opinión negativa constructiva en la que te explica por qué no ha gustado, y aquella que solo hace daño por hacer. En este punto suelen darse los problemas, es más, personalmente tuve uno por esto mismo.

Ya he dicho que soy muy clara a la hora de decir las cosas, así que cuando algo no me gusta, lo digo y pongo mis argumentos. El quid de la cuestión es que por mucho que lo argumentes el autor solo verá 'no me ha gustado, no me ha gustado, no vale para nada, quemadlo', y empieza la guerra. No gente, de eso nada. Un libro puede no gustar porque tal vez el protagonista no ha terminado de llegar al lector o parece un personaje plano; o la ambientación no parece creíble para ser un libro histórico; tal vez para ser un libro fantástico te ha faltado inventar más cosas; para ser un libro juvenil romántico le falta chipa... Mil cosas.

Que me hayan chirriado un par de cosas y que te ponga ejemplos no es destrozar la obra. Me encontré con un autor que me mandó su libro, me lo leí, no me gustó y escribí una reseña donde ponía por qué no me había gustado. Ponía ejemplos de por qué eso no me había cuadrado y lo argumentaba, pero el autor se lo tomó por donde no era y dijo que mi opinión era rastrera y cobarde por destrozar así su libro...

Si no argumentamos, malo, no les decimos qué nos ha gustado e incluso nos pueden señalar diciendo que no hemos leído el libro y que hablamos por hablar, o peor, que tenemos algo personal con el autor y de ahí nuestra opinión negativa. Y si argumentamos, peor, por lo visto no argumentamos, destrozamos. 

Autores trolls, por favor, pasadnos un ejemplo de cómo debe ser una crítica negativa. Para evitar problemas, solo eso. Y por cierto, trolls queridos, justamente aquellas que dicen claramente lo que le falla a tu obra no son las cobardes o las que menos saben, al contrario. Saben que como autor español leerás su opinión negativa (es lo que tiene compartir idioma) y aún así tienen los huevos de hacerlo sabiendo que puede que seas un troll. No lo hacen para meter cizaña, tampoco para herir tu orgullo y que dejes de escribir (esto lo leí y me pareció más un extracto de una obra dramática que otra cosa), y ni hablemos de la posibilidad de que busquen que no vendas (el día que las bloggeras conozcamos a tod@s l@s autores/as españoles/as publicados y autopublicados, entonces contemplaré esta opción, mientras, y perdonadme por mi osadía, ni la tengo en mente).

Para ir acabando con esto, cuando publicamos una entrada negativa, esa mala impresión es sobre la obra, el libro, la novela, el borrador, el contenido del pdf, el manuscrito... pero JAMÁS se critica a quien lo escribe, o al menos no hasta que se pone burro. Por favor, separad una cosa de la otra. Que no me guste tu obra no significa que piense que tú seas un despojo de la sociedad, no saquemos las cosas de quicio... Me parece estupendo que como autor tengas muchísima imaginación, bien por ti, pero la imaginación te la guardas para cuando estés con tus papeles, no cuando leas algo relacionado con tu obra y te pongas en plan digno. Vosotr@s sabéis por qué pongo esto, se lo toman como algo personal y creen que les atacas cuando no es así.

Y... anónimos, lo siento, desde hace muchísimos meses este blog tiene deshabilitada la opción de comentar anónimamente. Además, si tan segur@ estás de lo que dices, ¿para qué utilizar el anónimo? Vale que los relatos donde el honor y la valentía quedan allá por la Edad Media con sus juglares y todo eso, pero demostrad un poquito de respeto y valentía, y si vais a decir algo en un tono más fuerte de lo necesario, tened los cojones de hacerlo con nombre y apellidos, o en este caso, con nick.

11 Comentarios

Añadir comentario
  1. Bambú dijo... 15 de octubre de 2012, 12:14

    Sé de lo que hablas y pienso que los autores deberían tomárselo como algo constructivo, pues si a mi no me ha gustado la obra por x motivo, en su próxima obra puede "mejorar" en ese aspecto.

    Afortunadamente, solo me pasó una vez que los "amigos" empezaron a "poner en tela de juicio" mis gustos personales haciendo referencia a otras obras que tenía reseñadas en mi blog, pero la verdad es que no les di el gusto de seguirles el juego. Hice caso omiso y no le di cuerda a una polémica absurda.

    La mayoría de autores aceptan las críticas y espero no volver a encontrarme con "amigos de autor" que te lapidan por no gustarte la obra de su "amigo".

    Responder
  2. Beleth dijo... 15 de octubre de 2012, 12:15

    Desde la experiencia...yo he tenido por lo menos tres rifi-rafes con autoras españolas (encima siempre son mujeres) porque sus libros no me han gustado. Con emails con muy malos tonos, fans-a-muerte que se me tiraron a la yugular, comentarios donde me ponían de vuelta y media en redes sociales sin darse cuenta de que internet y la privacidad no son precisamente sinónimos... En fin, ya tomé la decisión de no reseñar autoras "novatas" de novela romántica española hace unos cuantos meses y no me arrepiento ni un ápice. Después de todo, yo estoy en la blogosfera para pasarlo bien, no para aguantar tonterías ajenas xD que para eso ya está el mundo real.
    Es una pena porque cada vez que hay una reseña negativa vuelve a pasar lo mismo, parece ser que lo de hacer oidos sordos no lo llevan muy bien y meterse en ese tipo de líos solo les hace quedar peor y peor :/ que es como dices, no les criticamos a ellos personalmente ni les tiramos piedras a la cabeza. Que a mi no me guste un personaje, un argumento o una forma de escribir no implica que quiera quemar al autor en la plaza pública.
    Aun así, en Estados Unidos he visto también unos follones impresionantes con reseñas negativas que no gustan a los autores. Igual al reseñar en castellano libros publicados originalmente en inglés nos libramos un poco de eso, porque en todas partes cuecen habas...
    Por desgracia este tema daría para hablar largo y tendido porque ya pocos son los blogs que no lo han sufrido.. En fin, esperemos que con el tiempo se pase un poco.

    Responder
  3. Isi dijo... 15 de octubre de 2012, 12:41

    Ayy pues menos mal que yo no he tenido tan malas experiencias. No entiendo cómo pueden tomarse a mal que no te guste su libro, si lo más normal es que a la gente les gusten unos libros y otros no. ¡Seguro que ellos mismos alguna vez han leído un libro que no les gustó!
    A mí una vez un autor me envió un libro que vamos, no me gustó nada de nada, ni la historia, ni el estilo, al que vi muchísmimos fallos, etc. Y al final me daba tanta pena hacer la reseña, porque de verdad que no encontraba nada bueno que decir, que decidí no reseñarlo. Pero lo decidí yo misma. Es que además el autor se portó genial e incluso me envió 2 ejemplares para que pudiera hacer un sorteo, cuando yo pensaba que iba a enviarme uno, etc. Vamos, un amor.
    Le expliqué en un email todo lo que no me había gustado y se lo tomó muy bien, incluso me agradeció la crítica constructiva. Ya ves.
    Vamos, que no me he topado con trolls, afortunadamente. También es cierto que suelo escoger muy mucho los títulos cuando me los ofrecen, para leer solo cosas que en principio casi estoy segura de que me van a gustar.
    Espero que los trolls abandonen tu blog ;)

    Responder
  4. Lesincele dijo... 15 de octubre de 2012, 13:44

    Cuaaanta cuaaanta razón.
    Yo soy como tu, si leo un libro ya sea regalado pro editorial, autor, amiga o comprado por mi, me guste o no, voy a reseñarlo por el tiempo que he invertido como tu dices en su lectura.
    Por ahora he tenido suerte y hayan sido mis opiniones positivas o negativas nunca me han faltado al respeto ni me han puesto comentarios anónimos ofensivos...de hecho he tenido mucha suerte porque con el autor que más relación tengo ha sido de uno que me cedió su libro para reseñar y le puse digamos que un cinquillo raspado por varios motivos. Le sentó bien, lo asumió, me pidió alguna explicación más y seguimos en contacto y si puedo le ayudo a difundir.
    Es una lástima que la gente no sepa que para los gustos son los colores y que a todo el mundo no le puede gustar lo mismo un libro.
    Un beso!

    Responder
  5. Athenna dijo... 15 de octubre de 2012, 15:57

    Yo he tenido la suerte de no haber sufrido este tipo de trato. También es verdad que no soy tan conocida por aquí y paso desapercibida.

    De lo que sí puedo hablar es de esos ataques que han sufrido algunas bloggeras a las que sigo y es tal y como dices. Es una lástima que algunas personas no hayan evolucionado lo suficiente y no se oomporten, como mínimo, con educación.

    Me ha gustado mucho tu entrada. La comparto.

    Besos

    Responder
  6. Annika dijo... 15 de octubre de 2012, 16:12

    Por suerte no me he encontrado en ninguna situación así, aún. Aunque quizá se deba a que soy muy selectiva a la hora de decidir lo que leo y lo que no y no suelo lanzarme a leer/reseñar a petición (aunque a veces lo he hecho con resultados más que satisfactorios).
    Pero me ha hecho mucha gracia lo que comentas de ofrecer o pedir que se reseñen obras que nada tienen que ver con tu estilo, porque eso sí que me ha pasado, y varias veces. La verdad es que no sienta muy bien porque da entender que ni siquiera te has paseado un poco por el blog. Sólo con echar un vistazo rápido ya puedes darte cuenta de que no hay absolutamente nada de novela histórica y lo poco que hay que se le parece tiene opiniones bajas. Entonces, ¿por qué me pides que me lea y reseñe tu nueva novela histórica? Es muy probable que no me guste.
    En fin, por suerte no son así todos los casos y como digo, casi todas mis experiencias con autores han sido buenas. Espero que esos trolls desaparezcan pronto.
    Un besote!

    Responder
  7. Laura Camaleón dijo... 15 de octubre de 2012, 16:30

    A mí me han pasado dos casos. En el primero puse bastante a parir un libro que había comprado yo, que la autora no me lo había cedido pero misteriosamente primero comentó la autora, que se lo tomó bien y después una chica que en mi vida se había pasado por el blog diciendo que a ella que le había encantado y poniendo como quien no quiere la cosa a parir mi reseña. Pero bueno, tampoco fue para tanto. En el segundo caso un autor me mandó su novela para reseñarla y la puse bastante mal y, sin embargo, el autor se lo tomó perfectamente e incluso me agradeció los puntos negativos y que los tendría en cuenta.

    Es decir, todo depende de la personalidad tanto del autor como de si tienen o no amigos/as pelotas. Eso no quita que sea triste que haya autores que no sepan aceptar las malas críticas.

    ¡Un beso!

    Responder
  8. Pinkiland dijo... 15 de octubre de 2012, 21:10

    Yo parto siempre de que la mayoría de autores españoles no me gustarán, y las razones son las mismas, no me gusta como estructuran la obra, como narran, en fin, por decirlo de un modo coloquial, que no nos caemos bien, por eso suelo coger muy pocos libros de autor español y si me los ofrecen, no suelo cogerlos, a menos que me guste mucho el tema, o la editorial me lo envíe, que muchas veces lo hacen y me llevo verdaderas sorpresas, tanto malas como buenas.
    Y cuando me gusta algún libro, es que de verdad me ha gustado, si no lo ha hecho lo digo, no me explayo mucho porque es lo que tu dices, se piensan que se les ataca y no es así, puede ser una genial persona, pero su obra no me gusta.
    Un saludo.

    Responder
  9. Dranda dijo... 15 de octubre de 2012, 21:43

    He leído la entrada al completo, el título me tenía confusa y la verdad es que apena que ocurran estas situaciones, como otras tantas desagradables en la blogosfera.

    Por nuestra parte, hemos tenido solo una mala experiencia desde que llevamos con el blog y justo coincide con una autora española. Lo malo es que por unos quizás otros sean rechazados pero bueno, de todo se aprende, no?

    Yo ni me habia fijado en lo de los comentarios anónimos, no sabía ni si lo tenía activado o no...

    Entretenido tema.


    saludos

    Responder
  10. Ithil dijo... 16 de octubre de 2012, 12:01

    Como aficionada a hacer reseñas, todo lo que dices, en lo referente a argumentar una opinión me parece muy coherente y además, es lo que yo misma trato de hacer. No obstante, leyéndote, me da la impresión de que los autores tienen otra opinión de los que es coherente en estos casos. Lógico pues ellos están al otro lado.
    Yo creo que en estos casos lo que se debería hacer es dejar con los autores las cosas claras. Como has concretado, por ejemplo en el caso de no escribir una reseña negativa, así quién reseña ya puedes decirle "mira, no me interesa leer tu libro con esas condiciones". Pero, puesto que es un requisito del autor, tendría que venir de él el comentar ese tipo de cosas.
    Yo soy de las que defienden la libertad de expresión, sobre todo en la red; si algo te gusta lo dices y si no, también. Por supuesto siempre argumentando y de forma educada y desde el respeto. Entiendo que les fastidie leer una crítica negativa, pero como profesionales, deberían ser capaces de aceptarla y mejorar de ella, o al menos esa es mi opinión.
    En fin, no me explayo más que si no tendrías un comentario tan largo como tu entrada. Entrada que, por cierto me ha gustado mucho. Trata un tema interesante, que nos afecta a todos los blogeros y del que se podría debatir muchísimo. Felicidades por el post. Besos

    Responder
  11. Lady Boheme dijo... 21 de octubre de 2012, 12:55

    Precisamente por todo esto que comentas, me da miedo cada vez que un autor novel me propone un libro. Y si hago una reseña negativa suya, pongo veinte veces en la entrada que es mi opinión.

    Estoy a un paso de dejar de aceptar novelas de estos autores, pero luego me da pena, porque por cuatro idiotas, se fastidian todos...

    ¡Besos!

    Responder

Publicar un comentario

Cuando escribas un comentario ten en cuenta las siguiente cosas:

-Guarda siempre respeto hacia otros comentarios.
-Comenta algo relacionado con la entrada.
-NO se admiten links a otros blogs. Todo comentario que tenga un link externo será eliminado automáticamente.
-Todo comentario que sea del tipo "Me sigues, te sigo", será automáticamente eliminado.